Futbol al día

¡El futbol a la baja!

El horrible episodio que vivimos escuchando al promotor de Pulido, las acusaciones a Ayala, las cantidades que mencionan, y que no traigan en las manos una méndiga proposición, se une a otra etapa que se vivió ayer.

En la junta de presidentes llegó el Atlas con toda la papelería para entregar al equipo a Televisión Azteca. “Ya no podemos”, dijo angustiado el presidente del Atlas. El futbol se ha ido tan alto en los sueldos de los jugadores; los representantes sinvergüenzas han acabado con clubes enteros.

Dice el presidente del Atlas que no es posible sostener un equipo con los capitales patrimoniales de gente entusiasta, pero que ya está harta de pagar tanto y recibir menos. Atlas tiene un buen rato de pelear el descenso y no lo salvan.

La FIFA acabó con las cartas que eran los patrimonios de los clubes y ahora se compran y venden con el sistema de los contratos. Si firmas un jugador por tres años, se tira en la hamaca y espera tranquilo, cobrando cada quincena y jugando a 30 por hora.

Eso ya no lo puedes cambiar. Tienes que aguantar a ese huevón los tres años, y si lo corres, tienes que pagarle el contrato completo a menos que decidas ir a un pleito desgastante que puedes ganar, pero también puedes perder.

El público de Cruz Azul, Pachuca, Chivas, Toluca, el mismo América, Atlante, Puebla, Jaguares, ven sus estadios vacíos.

Tigres, Rayados, ¿y cuántos más?, tienen sus estadios llenos y sus futbolistas deambulando en la cancha, aventando el balón hacia un lado y hacia el otro sin producir 5 centavos de emoción.

La tele es otro enemigo fuerte. Te traen a los mejores equipos del mundo que tienen futbolistas toda entrega, y luego los comparas con los nuestros y la distancia es abismal. Te conviertes en hincha de un equipo extranjero, mucho más que los nuestros.

Ustedes vivieron el caso de Mauricio, Pulido y Ayala.

Un fuerte golpe al futbol.  

donrobert@multimedios.com