Futbol al día

¿Qué día es hoy? ¡Día 5!

¿Cómo que 5?… ¿Y sin Paul Delgadillo?

Primero que nada es importante preguntar: ¿A qué cerebro se le ocurrió contratar al América, que todavía está oliendo a pólvora después de la Final, para hacer la presentación del  nuevo Monterrey?

Los mandaron a la hoguera.

Los colombianos del Monterrey se asustaron por la intensidad del América; díganles que no son los únicos, en México hay otros 17 equipos que se aterrorizan ante este equipo, sobre todo ahora que tenía la obligación de ganar luciendo un poderío que se hace más amplio por la disminución del grupo azul y blanco hasta terminar borrado de la cancha.

Lo mero bueno de este resultado es que despierten al trabajo intenso para lograr ese ritmo que en México es superior a lo que se juega en Colombia.

Hay que trabajar mucho más y mejor, es el resultado del análisis que tienes que sacar como conclusión y no amargarte por el tremendo resultado que en un primer juego del año nunca, dije, nunca, un equipo regiomontano ha recibido un marcador así.

Lo grave es que el crack Dorlan Pabón fue a chivear, no fue a jugar. No corrió, no marcó, no atacó, no tiró al arco, un cerito a la izquierda que defraudó a los Rayados que fueron al juego y a los que lo vieron por la tele. Fiel muestra de la flojera con la que juega y entrena el Monterrey.

El buenazo de Barra no impone. ¿O no entiende la palabra intensidad?

Ya me dio preocupación para el juego contra Leones Negros si no corrigen la forma de entrenar y siguen con esa lentitud que se parece mucho a los que no tapan los agujeros en las calles.

No son malos jugadores, hay que alentarlos para que entrenen con ganas, con huevos, con intensidad, y así veamos a todo el equipo en buenas condiciones.

A trabajar, Rayados.  

donrobert@multimedios.com