Futbol al día

Cinco… cinco

Cinco momentos de felicidad que nos deja tan contentos como confusos.

¿Quiénes son los buenos? ¿Tigres A o Tigres B?

Los A necesitaron de los B que hicieron historia en Perú.

Primero: sólo un jugador de un equipo regiomontano ha anotado tres goles en un juego de Libertadores. Es el tercero en la historia de México; los otros dos son Cuauhtémoc Blanco y Tato Noriega, éste último jugando para Morelia. Segundo: es el primer equipo regiomontano en anotar cinco goles en un partido de Libertadores. Y si es de visita, mejor. Agreguen que: el estadio Monumental de River gritó con euforia cada gol de Tigres con mayor vehemencia que si fuesen propios, y al terminar los juegos, no sabían dónde meter la cabeza los que pensaron mal de la alineación del Tuca.

Los B la hicieron mejor que los A.

Incluso han metido en la inteligencia de los hinchas nuevos nombres que casi exigen, los metan en la alineación de los A: Espericueta, Antonio Briseño, Manuel Viniegra, Dieter Villalpando y, claro, Enrique Esqueda, que en los A no logra ni un tiro al arco y en los B recibió balones por todos lados anotando 3 y fallando 1. Fue otro Tigres, más vertical, mejores paredes, vencedores de una defensiva que escogió jugar en línea para contrarrestar a los hábiles y jóvenes delanteros de Tigres. No lo pueden negar.

Si de mi cuenta corre, mañana saco en el medio campo a estos chavales, los B, a ganarse una ovación de la gente que ya los tiene cobijados con su aprecio, afecto, y los impulsará para que hagan carrera larga en este equipo. 

donrobert@multimedios.com