Futbol al día

El ataque a Luis Miguel

Pasó por entre la multitud el señor González Ornelas y nadie volteó para hacerle una señal de contrariedad por el supuesto mal paso del equipo que, por cierto, venía de anotarle 5 goles al rival.

La aparición de mantas aquí, allá y acullá, trajo a mi memoria el procedimiento usado por dirigentes del Monterrey para correr al técnico Ignacio Jáuregui. Todo es igual.

Los dirigentes de aquellos tiempos tenían de cómplice al capitán de los Rayados, Gustavo Peña, traído y promovido por Jáuregui que nos mostró que en el futbol las traiciones están cerca de cada ejecutivo.

O sea que la sociedad, dirigentes y jugadores tienen el antecedente de que fueron la causa por la que salió Jáuregui, mostrando una manta en la tribuna que decía:“Fuera Jáuregui”. Las dos personas que portaban los palos de cada lado fueron contratados para esa tarea.

Hoy vuelven a aparecer las mantas en el estadio de Marruecos y en el aeropuerto de Monterrey.

Los acarreados en el campo de aviación de Monterrey se tapan la cabeza, la cara, las orejas dejando a la vista lo más fácil de estudiar: los ojos.

Los jugadores salieron limpios lo cual te dice que el ataque es personal a Luis Miguel. Tiene el puesto que muchos quieren, el que maneja el dinero que va y viene. Por eso está Luis Miguel, para cuidar el dinero que es patrimonio de la empresa patrocinadora.

Tiene el carácter ideal para que no le vean la cara de tarugo.

Sus números dicen: antes de Luis Miguel Monterrey había ganado un campeonatillo no oficial.

Todos los demás, los ha ganado el equipo bajo su dirección deportiva.

¿Quién tiene que ver en el proceso de acarrear y pagar a los jóvenes que creen pasar inadvertidos porque se tapan la cara y pagar su estancia en el aeropuerto, transportación, cuando el avión llegó a la 1:30 de la mañana?

En la demanda que el Club de Futbol Monterrey haga, cuente con el video que dice mucho más de lo que la gente se imagina.

Ahora que aparecen pidiendo no violencia, esto que hicieron los jóvenes desde la cabeza hasta el último de los porristas, es violencia pura. Por eso les quitaron la manta en Marruecos. La FIFA  no tolera eso en sus prestigados torneos .

¿Quién los mueve?

donrobert@multimedios.com