Futbol al día

¡UFFF!

Por las causas que quieran, el encuentro entre el campeón y el subcampeón fue de tan pésimo gusto y tan poca calidad de jugadores y juego, que nos hacen llegar dos pésimas ideas a nuestro juicio que no pido sean compartidas, pero sí que reflexionen en ellas.

A la manera de Mancilla, El Pilotito se lesiona el viernes y no puede o no quiere jugar el sábado. Y apenas es el principio, porque al rato, Dueñas, nalgas sobre el pasto, también se sale del partido con una supuesta lesión. Y un rato más tarde se va Torres Nilo. Yo, pretendiendo hacerla de adivino, el sábado en el programa del señor Elgueta le hacía ver mis temores que aparecieran las lesiones y los futbolistas optaran por cuidarse para la Selección, donde hay una buena prima y un viaje a Canadá. ¡Al carajo los Tigres! Mañana juegan en Querétaro, luego otro en Puebla... ¿más cansancio? ¡Ni madre!

A favor de ellos acepto que están fatigados, han jugado hasta el momento 12 partidos más que los Rayados, que abandonaron el barco de la Copa MX, no con tanto descaro como nuestros jugadores, pero no quieren interrumpir su programa para ser campeones de Liga. Que se jodan El Tuca y su filosofía, total, Tigres ya fue campeón el torneo pasado. Los seleccionados se lesionaron y abandonaron el barco. Tigres terminó jugando con un equipo totalmente nuevo y, como tal, se expuso a los yerros propios de nunca haber jugado juntos. Ni por equivocación iban a ganar.

Máxime si el subcampeón entró al juego ratonerísimo, metido atrás para destruir, para rebotar todos los balones y evitar una posible goleada que lo trae traumado. El resultado final de 0-0 y el estilo de juego, la salida poco creíble de elementos que se hicieron los lesionados irrita y nos hace recordar que esos son los culpables directos de los planes de un equipo.

No mamen. Han hecho ver a Tigres y Pumas en... uno de los juegos más horripilantes y somnolientos. Si así juegan el campeón y el subcampeón, qué jodidos estamos.

donrobert@multimedios.com