Futbol al día

Tristes estadios cerrados

En la historia de los emocionantes torneos cortos, cumplimos 12 fuera de la fiesta.

Ayer, los hinchas del Santos me pusieron esta comparación: tiene más Liguillas jugadas Oswaldo Sánchez con Santos, que Monterrey y Tigres… ¡juntos!

¿Veces en que han clasificado los dos equipos? Sólo siete.

¿Veces que Tigres califica y Monterrey no califica? Siete.

¿Veces en que Monterrey califica y Tigres no califica? Ocho.

Debo aclarar que Monterrey ha jugado dos Liguillas más, que son las que nuestros bienamados Tigres estuvieron en Primera A.

Del 2001 a la fecha:

Doce veces que Monterrey no califica.

Trece veces que Tigres no califica.

Los dos equipos han acertado en el fenómeno de engordar las chequeras de jugadores y entrenadores que nos han dado muy poco en comparación de lo que reciben.

Cero voluntad, compromiso, trabajo en el gimnasio; en varios casos sus piernas son tan débiles como las de Bambi y, claro, no aguantan los trajines de la competencia.

Algo tenemos que hacer en conjunto para detener esa cadena de fracasos que van alegremente festejadas por los santistas, que ya están empachados de tanta clasificación que desprecian los juegos de Liguilla en la misma dimensión que nosotros los anhelamos.

Y ya viene el 17 de julio, Jornada 1 del Sueño 2014.

¿Cómo la ven? 

donrobert@multimedios.com