Futbol al día

Las jerarquías

Eso es lo que tiene a los Tigres sin una competencia sana y fuerte por los puestos titulares.

Error mayúsculo.

Si los jugadores saben que ganen o pierdan, corran o no, jueguen bien o mal, de todas formas va a repetir la siguiente semana como titular, ¿qué les puede preocupar?

La papa está asegurada.

Los banqueros ya están hartos de ver los juegos desde ahí sin que se les tome en cuenta, a menos que los titularazos no puedan con el paquete y se hacen cambios apresurados y a veces ilógicos.

Los dueños del puesto tienen muchos partidos que van ganando 2 por 0 y terminan sucumbiendo o de perdido empatando. ¿Qué les importa?

No me gusta comparar, pero la semana pasada que salió el tema de la "motivación" del Monterrey, Mohamed estableció que la mejor medicina en estos casos es que si no te ganas el puesto, no es tuyo, bye bye.

En Tigres no es así, hay dos grupos fuertes: los que juegan y los que nunca van a jugar, los que no van a hacer carrera porque el técnico se casó con un 11 y nadie se mueve.

Por eso juega igual, a lo mismo, porque usa a los mismos que con correr piensan que está cubierto el script.

A nadie le gusta la banca, bueno, eso es bueno, dales banca a los titularazos que no dan, los que no han ganado los puntos, los que perdieron la imagen del equipo, los que juegan por sistema hacia atrás, los que mandan los centros atrás de la portería contraria.

¡Siéntenlos!

Únicamente la pagan los reservas y el pagante, que tiene que aguantar la carrilla de la ciudad porque no están bien representados.

Oye, tenemos un equipo de muchos técnicos, ¿y a ninguno se le ocurre la idea de que es necesario dar banca a los que no cumplen?

Falta ahí un golpe de autoridad.

Y los que mandan son los dirigentes, si ellos lo permiten y consecuentan al Tuca en esos caprichos, hay enorme peligro de no calificar.

Hombre, hasta El Profe Cruz hizo cambios en los Dorados y le ganó al Cruz Azul y nosotros aquí viendo a los estelares regalar balones que se convierten en goles en contra.

¡Al carajo las jerarquías!

Como todos en la vida, gánense el puesto.

donrobert@multimedios.com