Futbol al día

Tigres… qué injusto

Exiges mucho y ofreces nada. En el campo, no ofrece nada, pero nada de nada. Todo lo vende, con un equipo de futbol empecinado a mostrar que no quiere jugar bien.

Créanme, el sábado fui a ver a Guerrón y mejor vi a William Paredes.

Fui a ver a Torres Nilo y me asombré de encontrarme con la enorme entrega del Chaca Rodríguez, que nos dejó el recuerdo de un segundo gol con un Tigres retorcido como charamusca y hasta 3 jugadores de Chiapas, solos frente al arco.

Fui a ver al Chaca Arévalo y lo vi en el medio campo más solo que un político en el olvido, sin tener con quién jugar y por ahí se superó la enorme figura de Luis Ernesto que juega mejor que Zavala y Meza juntos.

Es imposible ganar un juego con un centro delantero como Villa que parece decidido a no anotar en Tigres. Peor que si fuese un enemigo.

El salvatoredel equipo, Sergio Lugo, para todos los técnicos de tribuna, salió sin dejar huella en el partido.

En el Monterrey es Pabón y 10 más. En los Tigres Arévalo y 10 más. Con la diferencia de que aquél anota y Chaca tiene mucha chamba en la media cancha donde nadie le ayuda a generar futbol de calidad. Si por él fuese, también iría a meter las que Villa falla.

No les paguen, no sean bárbaros. Por jugar así, es el jugador el que debe de pagar por permitirle entrar a un estadio a que lo vean. Eso es un fraude, cobrar por no jugar, ¡no la amuelen!

Y estudien bien el fenómeno del Tuca, sus 900 juegos, su vida exitosa, pero ver si todo se acaba en la relación con los futbolistas que le dedicaron la exhibición a Pulido como ejemplo de solidaridad, no a la afición, tan sangrada por la marca a cambio de nada.

No es justo.  

donrobert@multimedios.com