Futbol al día

Pandilla

¿Qué desmadre traen ustedes que en Morelia arrastraron el nombre de nuestra agujereada ciudad?

Como para ponerse al tono con nuestras calles, les valió un carajo el papelón que hicieron ante el equipo más malo en los últimos 10 años en nuestro futbol mexicano.

Ante las pésimas marcaciones dejaron crecer a Joel Huiqui, que lució mucho mejor que Ronaldinho en ElVolcán. Les dio un baile.

¿Pretenden acaso presionar a los dirigentes para traer otros jugadores que sean más dignos de la inauguración de su nuevo estadio? Porque ustedes no lo merecen.

No vale la pena que los dueños, por mucha lana que tengan, dilapiden más de 200 millones de dólares para un estadio donde no va a haber emociones porque que a ese paso de tortuga con la que juegan están promoviendo que los clientes compren su boleto para el primer partido, se saquen la foto en las nuevas gradas y no vuelvan más.

¿Quién quiere verlos?

Al Chupete le pesan los años, a Pabón le están saliendo lonjas en las lonjas, a Chelito no lo sacan de la velocidad de zona escolar, Cardozo es raro que se vea en un partido, arrastran al toluqueño Silva a no saber jugar o terminar una jugada, cero voluntad, cero calidad,

¿No les da vergüenza cobrar después del juego contra Morelia?

Tiene más valor un pingüino de verdad, que un pingüino jugador.

Pero qué digo, la verdad es que salvo algunas etapas muy cortas, Monterrey ha sido siempre así desde 1960 a la fecha que lo conozco.

Se actualiza la frase de Skender Perolli cuando lo vio contra Toluca: “Nunca he visto en mi vida a un equipo más desangelado que éste”.

Arriba El Profe Cruz.  

donrobert@multimedios.com