Futbol al día

Ganó con poquito

Los defectos a la ofensiva siguen siendo los mismos. Los recursos son iguales, pero ganando se olvidan de todo. Tigres gana su cuarto partido de local, dejando tirados en su tránsito en la MX a equipos chiquirringos: Puebla, Morelia, Pumas y ahora Pachuca.

Anota 10 goles y sólo recibe 1 en 6 juegos.

Nada mal, aunque ha llegado al octavo lugar y eso lo mete en zona de calificación. Su estilo, tan pródigo en la defensiva y muy poco productivo en el ataque, lo ubican en una incógnita que ya no tiene caso recapacitar: con lo que hace, puede pelear el campeonato mexicano y ganarlo.

Van dos veces que resuelve una ofensiva con goles de corner por la punta izquierda, peina hacia atrás y entra Guerrón. Qué bueno, pero qué poquito para los elevados delanteros con que cuenta el equipo.

El sábado salimos sin las emociones que buscamos en un juego de Primera División, pero conocemos la causa, se llama Libertadores de América.

En alguno de los dos hay que entrarle con todo y los números dicen que es el de Sudamérica.

Defensivamente el equipo no tiene tacha. Adelante juega a la mitad, pongas a quien pongas, pero ganando aunque sea por la mínima diferencia todo va bien.

Hoy viene otra parte de show favorito: Tigres vs Oruro, y ahí le van a meter todo el acelerador.

Amarrar la calificación es el premio. 

donrobert@multimedios.com