Futbol al día

Bronca en mi reaparición

Tigres gana 3 por 0 a un equipo que le falta oxígeno para vivir.

Broncas internas que se ven desde la rectoría. No hablo de falta de capacidad porque Memo Vázquez ya probó las mieles de ser campeón… luego, tarugo no es.

La salida de los Picolines, el abandono que sufre el paraguayo en el centro, la desesperación de Van Rankin, buen futbolista pero mal deportista que deja a su equipo con 10 jugadores y justo ahí el paraguayo se va.

Tigres juega al 60%. Con eso tiene.

Va ganando 1-0 con gol de Guerrón que dejó el pellejo de su pierna embarrado en un palo. Jugada de alto riesgo, más bien de muchos huevos.

Luego viene el toque artístico en el gol de Rafita Sobis.

Un ojo al gato y otro al garabato.

Personalmente, veo a para ver que hace en la media cancha que se ganó toneladas de aplausos; mucho más allá que los dos goles que les acabo de narrar, yo no veo que haga nada trascendente, no pasa, no filtra, no se sale de su cubito de terreno hasta donde le cae el balón, tira y anota.

Fue todo lo que hizo, tiró y anotó. No está mal, pero los comentarios de todos mis colegas hablan de un suceso con una exageración que me siento abrumado, tapado por tantos balones encima.

¿No hizo nada? ¡Nada de lo que yo creo que debe hacer un medio de contención de talento!

No lo comparo con nadie, no me interesa, es un tema polémico que no nos va a llevar a ninguna parte. Póngale que su forma de jugar a mí no me gusta, eso no quiere decir que sea malo, ni tampoco todas las flores que ayer dijeron quieren decir que sea tan bueno.

No me acuerdo de una pared, un cambio de velocidad, un cambio de juego, una triangulación.

No, recibe y pasa y si es más cortito, mejor para no errar. Eso a mí no me gusta, pero si a usted le gusta, pues adelante y no hay problema.

No he oído en RG a nadie que me diga qué hizo del minuto 1 a cuando anotó su gol que lo transformó en el crack del fin de semana.

donrobert@multimedios.com