Las otras competencias

Los muertos del Mundial

Pocas veces en la historia los campeonatos mundiales de futbol han tenido tal cantidad de víctimas. En Brasil hay alrededor de 50 muertos entre accidentes y enfrentamientos y en Qatar, en donde se celebrará la copa 2022, el número asciende a mil 200, según la Confederación Sindical Internacional.

En el caso de Brasil, los decesos comenzaron cuando se realizaba la Copa Confederaciones y varios cientos de miles de ciudadanos se manifestaron contra el alto gasto público para el Mundial de 2014. El saldo fue de dos manifestantes fallecidos.

Otro hecho trágico fue el del estadio donde se inaugurará el Mundial y por un accidente fallecieron tres obreros. En total han muerto nueve trabajadores en la construcción de los estadios. Los obreros trabajaban jornadas de 18 horas para poder cumplir los compromisos con la FIFA.

Pero las cifras más altas de decesos se han presentado en los enfrentamientos en favelas, que indirectamente tienen que ver con las obras mundialistas: en Salvador de Bahía, se han registrado más de 22 muertos.

En Río de Janeiro los choques entre policías y habitantes de favelas dejaron en un solo día nueve víctimas. Incluso hay reportes de que cinco elementos policiacos han fallecido en actos violentos, relacionados con las protestas contra el mundial.

 Pero ninguna cifra es tan aterradora como la de la Confederación Sindical Internacional que calcula que por el Mundial el número de trabajadores muertos llegará a cuatro mil antes del 2022, cuando se celebre el Mundial en Qatar.

Los reportes de esa organización y de Amnistía Internacional señalan que para la construcción de estadios se trabaja en condiciones de semiesclavitud, pues al 90 por ciento de los obreros se les retiene el pasaporte, el 20 por ciento cobra sueldo diferente al prometido y 21 por ciento no cobra en la fecha acordada.

AROS DEL PODER

Triste, el caso del Atlante, que a sus 98 años parece ya haber encontrado su féretro. La culpa de sus pesares, según los seguidores, es de Alejandro Burillo Azcárraga, quien no supo sacarlo adelante. ¿Por cierto, qué pasará con sus patrocinadores Bimbo, Cancún, Kappa, Le Meridien, Joangaro, Peñafiel, De Walt y Nissan?... Por su apoyo al deporte, Coca-Cola se ha convertido en la empresa más premiada en el área de responsabilidad social.

“Un balón se convertirá en monumento a los muertos”
El filósofo del estadio

filosofodelmetro@hotmail.com