Las otras competencias

Propósitos de Año Nuevo

Uno de los principales propósitos que cada año anotan los mexicanos en su lista de Año Nuevo es el de ‘hacer deporte’. Lamentablemente, casi nunca se cumple.

La historia de millones de ciudadanos es la siguiente:

1.- Hacer deporte es el principal propósito de Año Nuevo: “Ahora, sí” es la consigna decembrina.

2.- En enero, la intención de cumplir cierta dosis de actividad volitiva obliga al mexicano a hacer un esfuerzo, ataviarse como deportista y acudir a algún parque, gimnasio, calle o centro deportivo, durante unos días. Incluso midiendo el tiempo: hasta dos horas por sesión.

3.- A la segunda semana el intervalo entre sesiones ya se hizo más largo y el tiempo de práctica deportiva se hizo más corto.

4.- En febrero, el deporte ya se supedita a una sesión de 30 lagartijas y 30 sentadillas, diarias (claro, que con su debido descanso de fin de semana).

5.- En marzo, ya son solo cinco lagartijas cada semana y en abril el propósito de Año Nuevo quedó arrumbado en el desván de los recuerdos, para ser retomado en diciembre y así crear un círculo vicioso anual.

Por eso, seguramente millones de mexicanos en estos momentos están redactando su lista de propósitos para 2016, y lo más probable es que la encabecen con el consabido “hacer deporte”. Lamentablemente, el sedentarismo está más arraigado que la fuerza de voluntad. Ni modo, 2016 será para millones de mexicanos el año en que otra vez quisieron hacer deporte; por eso solo uno de cada cuatro realiza alguna actividad física deportiva.

Aros del Poder

Es previsible que en 2016 continúe la guerra de los gimnasios, sobre todo entre Sports World y Sport City, para consolidarse como líderes del segmento Premium… La que sí se consolidará como una de las principales patrocinadoras del mundo deportivo es Coca-Cola, que estará presente en los Juegos Olímpicos de Río y en muchos de los equipos que participarán… Este 2015 pasará a la historia como uno de los años con mayores escándalos por corrupción deportiva a nivel internacional y nacional. Fue algo así como el año en que se destapó la caja de Pandora del deporte… Por cierto, hablando de propósitos y deseos de Año Nuevo, seguramente muchas autoridades de la FIFA y de las confederaciones mexicanas quisieran convertirse el año entrante en hombres invisibles, pero no lo lograrán. 

 

“En México, la falta de voluntad mata al deseo, o Año Nuevo, sedentarismo viejo”

El filósofo del estadio

 

filosofodelmetro@yahoo.com.mx