Las otras competencias

Ayotzinapa es futbol

Nuevamente se ha puesto a debate si los estadios de futbol (o cualquier deporte) son una tribuna para que los jugadores o sus seguidores manifiesten ideas políticas, como en el caso del primer aniversario de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Fuera de la subjetividad de las opiniones, es interesante cómo en varios de los partidos de futbol del fin de semana hubo manifestaciones al respecto, con mantas, con jugadores que hacían el 43 con los dedos y hasta con mensajes en Twitter (como lo hizo el equipo Liverpool).

El caso más fortuito fue cuando en el minuto 43 del clásico, América-Guadalajara, las Águilas marcaron un gol (con el reloj del estadio apagado) y se suspendió la protesta que se había preparado para ese momento, aunque se retomó dos minutos después.

También fue interesante que en la marcha de Ayotzinapa, uno de los contingentes era de los "Hinchas de Pumas por los Desaparecidos" que casi todo el tiempo estuvieron coreando "los queremos, vivos los queremos".

Sin embargo, hay un hecho casi olvidado que demuestra la relación íntima entre el futbol y Ayotzinapa: la noche del 26 de septiembre en Iguala (la misma en que desaparecieron los 43 normalistas de Ayotzinapa) fueron asesinados, en el autobús en que viajaban, tres de los integrantes del equipo Los Avispones de Chilpancingo de la Tercera División Bancomer MX. El hecho fue lamentado por la Federación Mexicana de Futbol.

Aros del poder

Interesante que, dentro de los mil 721 sindicatos que tiene registrados la Secretaría del Trabajo, hay uno llamado: Frente Nacional de Trabajadores del Deporte, que tiene solo dos agremiados...

Los escándalos en la FIFA siguen cercanos a México, pues las investigaciones criminales que iniciaron las autoridades suizas en contra Joseph Blatter son sobre un contrato con la Asociación del Futbol del Caribe en 2005... Vale la pena la información de la Unión Mexicana de Propietarios de Caballos de Carreras, cuyo apoderado legal es Enrique Rodríguez Cano, sobre cómo la actual situación del Hipódromo de las Américas ha hecho perder seriedad y afición a las carreras de caballos. Ahí se demuestra que este deporte ya no es siquiera la sombra de lo que fue, con la complacencia de las autoridades federales...

Hablando de equinos, ¿se realizará alguna investigación oficial sobre los 156 millones de pesos que utilizó el ex gobernador de Sonora, Guillermo Padrés, para convertirse con ello en "el señor de los caballos" con 500 ejemplares pura sangre?

"El minuto 43 está en el primer tiempo"
El filósofo del estadio