Apuntes bajo cero

Dos gratas sorpresas las que me llevé hoy

Ayer participó en estos Juegos Olímpicos de Invierno Rodolfo Dickson Sommers, un chavo que me llamó mucho la atención cuando lo conocí. Noble, sencillo, alegre, tímido y sobre todo con un gran carisma. Tiene 21 años, nació en Puerto Vallarta y fue adoptado a los tres años de edad por una pareja de canadienses, creció en ese país y a los seis años tuvo su primer contacto con la nieve, quedó fascinado con ella. Dedicó su vida al entrenamiento y me queda claro que ha llegado muy lejos.

La primera vez que lo entrevisté no había manera de que hablara, sumamente tímido, yo trataba de hacerlo reír para que se relajara un poco y casi lo logré, pero cuando apagamos la cámara empezamos a platicar, ni modo, a veces esto pasa. Pues ayer le fue bien es su prueba, eslalon gigante en Yongpyong, finalizó en la posición 48, muy satisfecho con su competencia y consciente de lo que tiene que trabajar para seguir creciendo en este mundo de la nieve, por supuesto lo entrevisté y al ya ubicarme, ahora no se callaba. Me encantó ver como al estar con sus esquís en la mano y totalmente inmerso en su mundo, se sintió cómodo, se relajó y platicamos mucho. Grata sorpresa.

Andaba por ahí Hubertus Von Hohenlohe, otra gran sorpresa la que me llevé. Me lo encontré y corrí por Vistrain mi compañero en la cámara, lo entrevisté. No estaba muy cómodo el lugar en el que estábamos, pero vaya que fue una plática muy agradable. Me pude haber quedado ahí platicando con él mucho tiempo más. Asistió a seis Juegos Olímpicos y pudieron haber sido ocho, pero a dos de ellos no le permitieron asistir. Es un apasionado del esquí, sus primeros Juegos fueron en Sarajevo 1984. Cabe aclarar que entre pregunta y pregunta la gente que pasaba le sonreía con muchísimo gusto, conoce a todos, pero con todos me refiero a entrenadores, directivos, familiares de todos ellos, atletas. Me queda claro lo involucrado que está en este mundo; regresando a la entrevista, se emocionó tan solo de recordar aquellos primeros Juegos. Me dio su punto de vista sobre el desarrollo de los deportes de invierno en México y fue muy claro: “estamos ganando gente poco a poco, sí hemos avanzado, pero los esfuerzos son individuales, no estamos organizados, falta tener apoyo por parte de los organismos correspondientes para poder realmente avanzar”.

Habló mucho de la capacitación en el extranjero con rusos, norteamericanos, para preparar a las personas correctas en México. Tocamos el tema de una palabra tan complicada en el mundo del deporte: “continuidad”. Es la única manera de pensar y crear un gran proyecto.

Fueron muchas las preguntas, pero lo que más me llamó la atención es ver a una persona que lleva tantos años en esto y que al mismo tiempo siente una responsabilidad, por un lado, por lo que él ya vivió, y por otro por lo que él quiere que les toque a los jóvenes que vienen. Le interesa el tema, está involucrado, tiene planes al respecto, siempre ha sido un artista, le gusta cantar, es fotógrafo y ahora también diseñador de modas. El traje que utilizan los mexicanos fue diseñado por él y me consta que mucha, pero mucha gente quiere adquirir alguna de estas prendas, que por cierto, sí lo podrán hacer. 

robertarodriguezlozano@hotmail.com

twitter@robertadeportes

 

Roberta Rodríguez es enviada especial de Claro Sports a los Juegos Olímpicos de Invierno 2018