El reto de comparar

El gol de Chivas

Los dos máximos romperredes del equipo de futbol más popular del país: Salvador Reyes y Omar Bravo, unidos por fin en el altar de las deidades rojiblancas.

OMAR BRAVO

123 goles con Chivas

1 Copa del mundo: Alemania 2006. 1 Copa América: Venezuela 2007.

1 Juegos Olímpicos: Atenas 2004.

4 Copas oro: 2003, 2005, 2007 y 2009.

6 equipos: Chivas, Deportivo La Coruña, Tigres, Kansas City, Cruz Azul y Atlas.

Nació el 4 de marzo de 1980, en Los Mochis, Sinaloa.

 

Temperamental, pero noble

A Omar lo define su enorme temperamento y carácter. Se planta en la cancha con absoluta intensidad, protagonizando a menudo disputas físicas y verbales con sus marcadores. Pero es un tipo noble, siempre dispuesto a dar la mano pactando de inmediato la paz… Lleva el juego del barrio bravo en la sangre. Se entrega en todo momento, se tira, se barre con enjundia. Es como un fajador nato si se toma como referencia a un boxeador. La natural pérdida de velocidad que acompaña a la veteranía, la ha suplido con oficio, sin quejarse del desgaste que significa a veces ser el único delantero en punta. Su madurez lo ha alejado también de la fiesta, esa que llegó a ser un problema en sus inicios.

 

Líder en tiempos de crisis

Omar vive su segundo o tercer aire como delantero. Parecía que su capacidad goleadora se había secado tras regresar de su aventura europea con el Deportivo La Coruña, en España. Lo trajo de regreso Tigres y su aportación fue decepcionante. Pasó al Cruz Azul donde tampoco brilló como se esperaba. Renació, curiosamente, en el Atlas, el gran rival de Chivas. Y de regreso con el equipo que lo debutó, ha asumido el rol de líder en el momento más delicado de la historia del club, peleando por evitar el descenso.

 

Un delantero que sorprende

La movilidad que genera el olfato por la pelota en el área, el hambre para hacerse presente en la definición. Así puede definirse el juego de Omar. Su efectividad en el remate de cabeza, la aparición fugaz a la espalda de sus marcadores han sido su sello y sus principales armas.

***

"CHAVA" REYES

122 goles con Chivas en 14 años: de 1953 a 1967.

3 Copas del mundo: Suecia 1958, Chile 1962 e Inglaterra 1966. 

5 equipos: Chivas, Toros de Los Ángeles, Laguna, San Luis y Tigres.

Nació el 20 de septiembre de 1936, en Guadalajara, Jalisco.

Falleció el 29 de diciembre de 2012.

 

Alma del "campeonísimo"

Real leyenda de Chivas. No sólo era el máximo goleador de estos colores hasta el miércoles pasado, participó de forma brillante en aquel Campeonísimo… Ganó 7 títulos de liga, los de las temporadas 1956-57, 1958-59, 1959-60, 1960-61, 1961-62, 1963-64 y 1964-65… Así como los “Campeón de Campeones” de 1957, 1959, 1960, 1961, 1964 y 1965… Fue seleccionado nacional en los Mundiales de Suecia 1958, Chile 1962 e Inglaterra 1966, participando en todos los partidos que disputó el equipo nacional. Tras su salida de Chivas, su carrera vino completamente a menos. Intentó ser entrenador, pero sin éxito alguno. Tras la llegada de Vergara como propietario de Chivas, se mantuvo como consejero.

 

50 segundos para la memoria

Gracias a la generosidad y extravagancia de Jorge Vergara, Chava fue inscrito como simbólico refuerzo de Chivas en el Clausura 2008, a los 71 años. Se trató de un emotivo y original homenaje que sirvió para que las nuevas generaciones lo reconocieran. Ese día, el 19 de enero de 2008, en el estadio Jalisco, en un juego contra Pumas, “jugó” 50 segundos, tocando tres ocasiones el balón. Salió y en su lugar ingresó justamente Omar, quien casi siete años y medio después, rompió su marca de más goles como Chiva.

 

Un delantero inteligente

La clase y la técnica definieron la carrera de Salvador Reyes. Inteligente y oportunista, un delantero adelantado a su época. De figura menuda con su 1.73 de estatura, lejos del prototipo de goleador de área, supo destacar en este hábitat gracias a su intuición, rapidez y movilidad.

roberta.rodriguez@milenio.com

twitter@robertamty