De oficio reportero

De oficio reportero

LO BUENO

1. Los equipos grandes muestran sangre en los momentos de mayor presión: América, claro quedó ya, no se ha ganado de a gratis su fama de ser uno de los GIGANTES de todo el continente.

2. Y sí, Nacho Ambriz sigue estando a años de luz de ser el técnico que América necesita, pero a los que debe poner un monumento es a su jugadores, que no se cansan de salvarle el pellejo.

3. ¿Ya se dieron cuenta? Chivas es otra vez el gran fenómeno, el boom, el equipo del que se habla todos los días. Entre sus estrategias comerciales y resultados deportivos, el Rebaño anda resurgiendo.

4. Justo en días de intolerancia y discriminación salvajes, en nuestro país, atletas ciegos, en sillas ruedas, son orgullo, ejemplo de vida. Ellos, ellas, lo que pidan, lo merecen. ¡A dárselos pues!

5. Menos Cepillo Peralta, Chícharo Hernández y demás… que los ídolos de nuestros niños sean hoy los Eduardo Ávila, Amalia Pérez, Lenia Ruvalcaba. Seríamos, quizá, un mejor país.

LO MALO

1. Tomás Boy no debió llegar siquiera a la conferencia de prensa tras la derrota de su equipo. Debieron echarlo, exhibirlo. La directiva de Cruz Azul, como todo el equipo, pusilánime, de vergüenza.

2. Símil para entender lo que hace Boy en Cruz Azul: le pusieron oro en las manos… lo convirtió en mierda. Eso, no cualquiera. Bien por Tomás.

3. Pero también ya es hora de que la afición celeste deje de victimizarse. Son responsables también de la vergüenza que es su equipo al no apretar, al seguir apoyando y lanzando porritas huecas.

4. Lo de Juan Carlos Osorio y su terquedad al frente del Tri ya es hasta teatral: el absurdo arte de hacer como que tengo todo controlado, que lo sé todo, cuando la cosa está cagada.

5. ¿Ya corrieron a los ineptos que pisotearon a Doramitzi González, tótem del deporte paralímpico mexicano, y sus compañeros en Río? La burocracia huele a torta de tamal, haciendo de las suyas.

ricardo.magallan@milenio.com

twitter@rmagallan77