De oficio reportero

De oficio reportero

LO BUENO

1. Aves de paso son las que sobran en la historia del Tri. Chispas que jamás hicieron fogata. Ojalá y que Ángel Sepúlveda no sea una más, ya dio una primera pincelada, ahora, lo más difícil: que no se haga enano.

2. En la tierra del pánico a los penales, de los 11 pasos convertidos en pesadilla, el héroe es Raúl Jiménez. Bendito sea el que le enseñó a este hombre a tirar los de castigo. El mejor cobrador mexicano en años.

3. A Héctor Moreno le puede alcanzar con lo buen futbolista que es para ser líder del Tri. Rafa Márquez ya anda en días de ocaso. A falta de personalidad arrolladora, el sinaloense habla con buen futbol.

4. Andy Delort, sin jugar, ya es noticia. La de Tigres, sin tanto reflector, es una de las directivas que más le sabe a este negocio.

5. El deporte nos entrega historias de vida y éxito a racimos. No perdamos entonces la oportunidad de vanagloriarnos con los atletas paralímpicos que nos representarán en Río. Guerreros y heroínas.

LO MALO

1. Cuando el análisis de un equipo, aunque sea tras un triunfo, parta de lo individual, y no de lo colectivo, algo malo hay en el banquillo. El Tri sigue huérfano de estilo, de rostro, de la mano de Osorio.

2. Los seleccionados nacionales no se hacen a jalones, a fuerza de la terquedad de las convocatorias: Jorge Torres Nilo ya no puede ser llamado al Tri. Se acabó, no dio para más.

3. La selección nacional ha perdido ya todo caché. Ahora hasta en remate se ponen los boletos para atraer a una fanaticada que cree cada día menos en un equipo que solo ha respondido a escupitajos el apoyo.

4.  Érick Torres + Cruz Azul= Todo roto encuentra su descosido.

5. Una raya más al tigre: En Atlante, ante la falta de pagos, los jugadores “veteranos” manteniendo como pueden económicamente a los chavos. Y la Liga Mx presumiéndose como de las mejores del orbe.

ricardo.magallan@milenio.com

 twitter@rmagallan77