De oficio reportero

De oficio reportero

LO BUENO

1. Los Juegos Olímpicos le han tapado la boca a aquellos que asegurábamos que no había evento capaz de robarle el reflector a la Liga Mx. El futbol apenas y asoma en las pláticas de café.

2. No hay un evento, sin importar índole o lugar donde se realice, que acumule tantas historias de éxito, de vida, que terminan siendo ejemplo para millones de personas que los Olímpicos. Heroínas y guerreros cautivan al mundo.

3. Es de festejar que no se aplique la política de darle carne a los buitres, que siempre es el paso más sencillo tras un fracaso y mantener a Raúl Gutiérrez en selecciones menores. Ninguno para trabajar con jóvenes como este hombre.

4. Tijuana anda tocando el techo en el Apertura 2016. En lo dicho: Miguel Herrera es uno de los mejores técnicos de nuestro país. En manos del Piojo, la historia de la selección hubiera sido muy distinta, mejor que con el charlatán.

5. Pachuca y la reedición más notable de un equipo de la Liga Mx en los últimos años.

LO MALO

1. Los atletas mexicanos también deben dar un paso al frente y matar el eterno discurso del “nadie me apoya”. De víctimas no se hace grande una nación.

2. Y como testigos no podemos ser tan extremistas: ni debemos palmear la espalda de los perdedores bajo el escudo de “hizo su mejor esfuerzo”, y tampoco teñir de rojillo nuestro discurso con el “mis impuestos pagaron su viaje a Río”.

3. Y un recordatorio, muy a lugar: El campo de entrenamiento NO está en las redacciones. Aquí no se prepara ni se soban lomos para ganar medallas. No culpen a los medios del fracaso. Las portadas no producen mejores atletas.

4. Tomás Boy es como uno de esos viejitos gruñones: su defensa se basa en tirar bastonazos, en vociferar, es su única manera de intentar desviar la atención del problema real que es no poder levantar al Cruz Azul. Uno más a la lista.

5. Pumas había estirado demasiado la Liga y el reviente fue así de doloroso. Ahora a meterse otra vez en el papel de la defensa heroica, en dar la guerra con resorteras, pero rápido, o sus carencias los devorarán.

ricardo.magallan@milenio.com

twitter@rmagallan77