De oficio reportero

De oficio reportero

LO BUENO

1. Nada mejor para respaldar el show montado alrededor de Chivas que un buen triunfo. Serán los resultados positivos los que validen los intereses mercantiles de la directiva.

2. Que no toquen a Oribe, que le permitan todo… ahorita el atacante del América anda encendido y cuando eso pasa, es demonio imparable. El Tri olímpico pide a gritos alguien así, lo necesita. Dejémoslo tranquilo.

3. Pobre Nacho Ambriz, ha convertido al América en un equipo MUY regular, con números MUY buenos y al que es MUY difícil ganarle, pero ni así se la da crédito, su único pecado es ser de bajo perfil. Es MUY injusto.

4. Y a Diego Alonso también ya hay que creerle, ¿no? En poco tiempo, el DT campeón de la Liga Mx se ha ganado respeto y ha demostrado su calidad sin hacer payasadas o hablando bonito… solo trabajando.

5. Los atletas que participaron en las Olimpiadas Down ganaron medallas a racimos; ellos sí ponen en alto el nombre del país pese al desdén de las autoridades deportivas y del medio general hacia ellos. ¡Guerreros!

LO MALO

1. La J-2 estuvo muy pinchona, sin rodeos. La Liga Mx se equivocó en poner tan pronto duelos atractivos como Cruz Azul-Pumas. Mala planeación y los resultados ahí están.

2. A Jorge Vergara se le olvida que, le guste o no, Raúl Gutiérrez tiene una envergadura importante por ser DT del Tri olímpico. Debería ya bajarle dos rayitas a su soberbia al hablar del Potro, respetarlo, pues.

3. Pues Pepe Cardozo está pagando muy rápido el precio de aceptar la arriesgada apuesta de dirigir a Jaguares. Su prestigio como timonel sigue cayendo en el futbol mexicano. Queda claro que no todo es dinero.

4. El Granada es un equipo muy chico para Guillermo Ochoa, no está a su altura. Decir que es el ideal para que el mexicano vuelva a los primeros planos es una falacia. Memo es mucho más que un club tan enano.

5. Ya reapareció Juan Carlos Osorio tras la humillación más aberrante cometida contra una selección nacional mexicana en la historia… Que sus viudas dejen de llorar, ahí vienen otra vez las horas de labia hueca.

ricardo.magallan@milenio.com

twitter@rmagallan77