De oficio reportero

De oficio reportero

LO BUENO

1. No debe ser fácil hacer un partido tan inteligente como el de Raúl Jiménez ante EU tras un año de horror en Europa. El atacante fue frío, cuando a cualquier otro el ansia lo hubiera rendido.

2. Raúl fue el más sacrificado del partido, el que mejor captó lo que Tuca le ordenó y fue quien rompió la línea, el poste, el carrito chocón. Cedió el protagonismo a otros, a pesar de llevar meses y meses suplicando por él.

3. Paul Aguilar fue el mejor jugador de la selección nacional ante Estados Unidos. Y es también el mejor lateral por derecha con el que cuenta nuestro país. Su gol, además de definitorio, lo encumbra como uno de los básicos hoy para el Tri.

4. Con el pase conseguido a la Copa Confederaciones, Tuca limpió algo de su imagen, esa que había salido rasguñada tras su decisión de aceptar ser parte del circo del interinato creado por la FMF. Hoy, todas las palmas para él.

5. Más que los americanistas, los que no le vamos al América debemos agradecer su existencia. ¿Qué sería del futbol mexicano sin su gran villano? ¿Qué sería de nosotros sin esa rica espera para enfrentar al odiado monstruo amarillo?

LO MALO

1. Los gringos más que andar pensando en cómo calentar un partido, deberían meditar si con Klinsmann en el banquillo les alcanzará para andar tranquilos en el camino rumbo al Mundial 2018.

2. Hace años que no se veía a una selección estadunidense tan limitada y burda. Pareciera que los años de crecimiento conseguidos a base de esfuerzo, se han derrumbado en dos cachetadas desde la llegada del alemán.

3. Qué lástima que lo del pase a la Confederaciones sea una alegría aislada. El análisis no puede ir más allá de una sola noche gracias a la infame decisión de la FMF de entregar el proceso mundialista en manos de otro, ajeno a este logro.

4. Juan Carlos Osorio es un DT deslumbra ingenuos. Su brillante paso en el futbol colombiano da para que algunos le den hasta títulos de sabio-metódico-científico del futbol. Como si la Liga colombiana fuera la cuna del balompié.

5. Nadie, ni el puñado de defensores de Osorio, puede negar que, otra vez, arrancará un proceso mundialista con más dudas y temores que certezas. En México nos encanta vivir con el Jesús en la boca.


ricardo.magallan@milenio.com

twitter@rmagallan77