De oficio reportero

De oficio reportero

LO BUENO

1. Cuando el lugar común y el fastidio habían hecho su presa a los duelos entre México y EU, hoy se debe aplaudir lo que han hecho por, de verdad, calentar el partido del próximo sábado.

2. La presencia en la cancha de Andrés Guardado y Rafael Márquez es imperativa. Más allá de lo que puedan dar al equipo en funcionamiento, la de este par, es de esas presencias que hacen que el rival te vea con mayor respeto.

3. Insisto: aguas con el Toluca. Nadie pela al conjunto mexiquense que va silencioso por el Apertura 2015 con una racha importante de juegos sin derrota en patio ajeno y jugando muy bien.

4. Que Tigres siga pisando fuerte con todo el huracán en el que tuvo que involucrarse Tuca en los últimos meses por selección nacional habla de la gran calidad del técnico brasileño, que tiene para dar y repartir.

5. El autódromo Hermanos Rodríguez quedó maravilloso. Digno escenario para que el automovilismo de primer mundo regrese a nuestro país. La Ciudad de México debe sentirse orgullosa de su recinto. Está para dar envidia.

LO MALO

1. ¿De verdad el futbol mexicano está tan jodido para esperar a Osorio? Dar trato de estrella a un DT del botadero es de una federación enana, no de una que tiene millones de dólares de respaldo.

2. El tiempo solo vino a confirmar que el sistema de competencia en la Liga MX permite la proliferación de campeones de papel. Ahí está Santos, tan pocos méritos para levantar la copa, tan hundido apenas unos meses después.

3. Lo más sano para Rubén Omar Romano es darse un break. Alejarse del medio por un tiempo, reeditarse, estudiar y regresar con otras formas y modos. El pobre va de tumbo en tumbo desgastando su imagen.

4. Un equipo que aspire a ser campeón no puede dar los bandazos que tiene León. Las zarandeadas que permite el club esmeralda son de muñeca fea, de equipo que no sabe meter las manos cuando se le van encima.

5. Uno de los atacantes mexicanos más eficiente en lo que va del año es Eduardo Herrera. En los tiempos en que la selección era templo y no vacilada, la recompensa para el de Pumas hubiera sido una convocatoria. Injusticia.

 

ricardo.magallan@milenio.com

twitter@rmagallan77