De oficio reportero

De oficio reportero

LO BUENO

1. Así como se le atiza al arbitraje, hoy hay que aplaudir la actuación de Roberto García, porque no cualquiera tiene los tamaños para marcar un penal al minuto 93 para echar al América de la Liguilla.

2. Son los jóvenes los que hacen creer en Pachuca, un equipo golpeadísimo por los grises en los últimos años y que hoy regresa al aparador nacional gracias al puñado de pícaros que se matan por su camiseta.

3. Algo de crédito hay que dar a Diego Alonso. Situado en el perfil más bajo de los técnicos de Liguilla, el uruguayo se presentó en el futbol mexicano pisando fuerte, poniendo seso para echar al más odiado y ganarse el reconocimiento.

4. Marco Fabián jugó como ese líder del que tanto ha adolecido Chivas desde hace años. El mediocampista tapatío anda encendido y ojalá y la pila no se le acabe antes de su participación con la selección nacional.

5. Se va Justino Compeán de la FMF. Qué bueno. Ojalá y nunca vuelva.

LO MALO

1. Hay jugadores en América que quieren echar a Gustavo Matosas. Lo de Goltz y Aguilar es una oda al manual de cómo tenderle la cama a un técnico. Infames los problemas internos del rey muerto.

2. Nadie se acordará dentro de dos días de este América. Y sí, Gustavo Matosas tiene mucho que ver. Han regresado esos tiempos a Coapa donde no hay protagonismo ni sello propio. Fueron uno más, nada rescatable.

3. No hay manera de justificar lo de Tigres. No se trató solo de una mala tarde o un infortunio, no. Fue un problema de actitud, de olvidarse que era una Liguilla y que era el camino al título. Lo jugaron como una cáscara y pagaron caro.

4. Televisión Azteca tiene ante sí la oportunidad histórica de demostrarse como una empresa socialmente responsable: debe expulsar y eliminar definitivamente a las barras del Atlas. Lo contrario sería lastre para esta empresa.

5. Quien haya dado luz verde desde Colima 373 para reanudar el partido entre Atlas y Chivas tras el trágico episodio de violencia que se vivió en el Jalisco, es un imbécil, con todas y cada una de sus letras.

 

ricardo.magallan@milenio.com

twitter@rmagallan77