De oficio reportero

De oficio reportero

LO BUENO

1. Hoy, la mitad del país más uno festejan la permanencia de Chivas. Ahora a trabajar, a dejar en una mera pesadilla los días de angustia, de sacar el ábaco y de vapulear la gran historia de este equipo.

2. Claro que Chepo de la Torre revalúa su carrera con la salvación y buena campaña de Chivas. José Manuel quedó marcado de por vida por su fracaso en el Tri, pero llevando a buen puerto la misión rojiblanca lavó su chamagosa imagen.

3. Si ya a cualquiera convocan al Tri, si la vara está tan bajita, Miguel Herrera debería hacer justicia y convocar a Orbelín Pineda a la mayor. Uno de los mejores de la Liga MX, crack invaluable, joya que debe conocer el mundo a la voz de ya.

4. La familia Kuri, lejana de los presupuestos opulentos, dio en el blanco a la hora de armar al equipo para salvar la categoría. Veracruz, de la manera más justa, seguirá en Primera gracias a un buen grupo de guerreros comprometidos.

5. Quién sabe hasta dónde le alcanzará este nuevo aire inspirador a Enrique Esqueda, pero da gusto que el futbol otorgue una revancha más a un tipo azotado por las lesiones y sus malas decisiones. Noble es este deporte.

LO MALO

1. Viendo a la UdeG es imposible no preguntarte ¿por qué no hay dos descensos? Los Leones Negros mantienen el suspenso en la definición del descenso jugando basura. A ver si no se arrepienten.

2. ”No somos los pendejos”, es el nuevo capítulo del libro de pretextos y figuras retóricas absurdas de Pedro Caixinha para desviar la atención de lo realmente importante: entre él y Santos se acabó la química. Debe irse.

3. Gustavo Matosas materializó a los antiguos fantasmas del América. La vergüenza ha regresado para hacer de su presa a la afición amarilla. Pareciera que se han acabado esos días de hadas mágicas que Piojo y Mohamed crearon.

4. Cruz Azul no debería de calificar, no hay razón. La afición cementera corre un grave riesgo de ver acrecentar su trauma de no ganar nada con este equipo de Luis Fernando Tena. No pasa y no pasará nada con esta Máquina, está claro.

5. No me da vergüenza ser atlantista, me avergüenza ver a los que se aferran a algo que ya murió desde hace un año. El Atlante ya no existe, lo mataron los infames que llegaron a ser sus directivos sin amarlo, sin entender su historia.

 

ricardo.magallan@milenio.com

twitter@rmagallan77