De oficio reportero

De oficio reportero

LO BUENO

1. El futbol debe festejar la intensidad con la que se disputó el clásico tapatío. Una semana en la que solo se habló de violencia, suma de temores, pero al final un partidazo terminó por imponerse.

2.  No caben las críticas que afirman que entre más goles, más errores. Ojalá  haya muchas jornadas más así de espectaculares. Mil veces el alarido, que la frialdad de aquellos que aún quieren ver esto como un juego de ajedrez.

3. Antonio Mohamed es un muy buen DT, y lo ratifica ahora con Monterrey. Es claro que lo suyo va más allá de la suerte y tiene que ver mucho más con una gran capacidad para convencer a un grupo y ponerlo a jugar buen futbol.

4. Las formas son las que menos importan, ganarle a Cruz Azul es para América la dosis para dejar de hablar de crisis en el Nido. Son estos golpes de autoridad los que debe dar continuamente para alejar las críticas.

5. Gitano como es, Pumas otra vez está en la pelea; pareciera que fue en un abrir y cerrar de ojos en que pasó de la crisis al pisar fuerte para ponerse en vías de Liguilla. A la Liga le viene bien que los felinos estén de vuelta.

LO MALO

1. Los grandes jugadores calan el temple en momentos clave, y quedó claro que al rojinegro Ponchito González le falta para ser un crack. Su falla quedará en la memoria de los clásicos tapatíos.

2. Ninguna rabieta, ningún enojo justifica la bajeza de Juan Arango. Las disculpas posteriores están de sobra, el venezolano debe recibir un castigo ejemplar para que la Liga Mx no se empañe con salvajadas maniacas.

3. A Puebla hay que irle dando la bendición, porque son los propios jugadores y el cuerpo técnico los que parecen ya decididos a no levantar la guardia, aunque sea para caer con la cara al sol. La Franja no huele, apesta a muerto.

4. Es alarmante y dramática la manera en la que se ha hecho pedazos la franquicia de Monarcas Morelia. Años de trabajo se han visto reducidos a migajas con las desastrosas temporadas del equipo michoacano a últimas fechas.

5. Los Leones Negros quizá logren salvarse del descenso, pero que les quede claro que solo es gracias a que existe el Puebla. La UdeG juega como equipo de Ascenso MX, no merece el privilegio de estar en el máximo circuito.

 

ricardo.magallan@milenio.com

twitter@rmagallan77