De oficio reportero

De oficio reportero

LO BUENO

1. Mientras el torneo se desvive en el morbo del descenso y la irregularidad de los grandes, Xolos es el oasis que da esperanza de que el futbol, el bueno, se puede imponer en esta bizarra historia.

2. Juan Arango tenía una gran deuda con el futbol mexicano. El venezolano lo sabía. Su antiguo paso por nuestro país estaba relacionado a lo terrible. Hoy, años después, la Liga MX es la agradecida viendo al cien a este crack.

3. Las carencias son de los Leones Negros, claro está. Pero este equipo de retazos por fin se convenció que si hay que caer, debe ser con orgullo, metiendo las manitas. Hoy, los de la UdeG son bravos, guerreros, buscando la salvación.

4. Los verdaderos grandes matan a la hora buena y aprietan la mandíbula cuando las piernas quieren temblar. Chivas ganó el partido que estaba prohibido perder. Chivas se va a salvar.

5. Para salir de las crisis hay que dar un primer paso, la solución no llega por arte de magia. Pumas en esas va. Ir y ganarle a Jaguares en casa no es poca cosa. Quién sabe si les vaya a alcanzar, pero ya se colocaron en vías de mejora.

LO MALO

1. Lo de Cruz Azul es de diván. Los problemas del equipo de Luis Fernando Tena van más allá de la cancha y ocupan laberintos que hacen de la crisis celeste todo un caso para el mejor loquero.

2. Puebla se cayó a la hora buena. De nada le sirvió a La Franja mantenerse invicta cuatro jornadas para que en el partido clave, ante el grande, decidiera caer de rodillas y no sepultar al gigante. Tembló, falló.

3. La directiva de Gallos Blancos debió ya aprender la lección de que a bola de madrazos mediáticos la eterna historia de equipo perdedor no cambiara si no se conjuga con futbolistas que se entreguen, aunque sea un poco, por la causa.

4. Hay triunfos que no convencen. Por ejemplo, el del América en esta jornada. Los de Coapa ganaron, pero continúa la sensación de que este equipo no jala, que Matosas aún no le da identidad.

5. Antonio Mohamed tiene prohibidos traspiés como el de este fin de semana. El argentino no puede vivir del recuerdo del título con América si no da resultados inmediatos en una institución tan golpeada últimamente como Rayados.  

 

ricardo.magallan@milenio.com

twitter@rmagallan77