De oficio reportero

De oficio reportero

LO BUENO

1. A descarados osados como los del Veracruz hay que agradecerles que hagan recordar el origen bohemio de este deporte. El ritmo de la Liga lo ponen estos pícaros dirigidos por Carlos Reinoso.

2. Revalorarse es el concepto en Xolos. Superlíder justo. El de la frontera es un equipo al que no le basta con jugar bien, sino que encima le mete ganitas, harto corazón para ser protagonista inaudito, de esos a los que fascina ver.

3. Los colmillos largos y retorcidos, los costales de mañas sobran en el Puebla. Cuarto partido al hilo sin derrota y aferrados con los dientes a ese cuchillo filoso que no van a soltar hasta salvarse. Así, lo merecen. Sin objeción.

4. Si el sobrepeso es lo que da la magia a Edwin Cardona, que le echen 10 kilos más encima. Rayados tiene mucho que agradecerle al colombiano que ha aguantado vara ante las críticas por su complexión física.

5. Las lágrimas del Pikolín en CU es de esas estampas románticas que el futbol aún nos da. Prueba de que los colores se llevan en el corazón, no en la camiseta. Hermoso ver al villano quebrarse ante los suyos, en su verdadero hogar.

LO MALO

1. El real músculo de molestia de la afición cementera debe demostrarse en las tribunas y no en redes sociales con un frío #FueraTena. Los gritos, la presión debe ser cara a cara, no en vías gélidas.

2. A José Manuel de la Torre y a nadie más hay que achacarle el que no sepa cómo ganar partidos tan ganables como el de esta jornada ante Querétaro. Es culpa exclusiva del timonel que hoy Chivas no pueda respirar tranquilo.

3. Otra vez la desesperación hace de su presa al América. Este equipo no permite estancos, así que de nueva cuenta, hay que encender las alarmas. Y nadie más que Gustavo Matosas para calmar las aguas. Hasta hoy, no ha podido.

4. José Cardozo ya está en esa etapa de que no le bastará con una buena temporada y ya. Lo sabe: título o a buscar chamba en otro lado. Con nueve fechas disputadas, da la impresión de que el guaraní deberá desempolvar maletas.

5. Si bien dicen que “genio y figura hasta la sepultura”, el show brindado por Ricardo Ferretti en el Estadio Jalisco es un ridículo que exhibe más el incierto paso de los Tigres en el torneo. Pero para qué gastar tinta, con el patrón nadie se mete.

 

ricardo.magallan@milenio.com

twitter@rmagallan77