De oficio reportero

De oficio reportero

LO BUENO

1. Veracruz está pasando de arranque fantasioso a realidad. Increíble cómo un viejo lobo de mar como Reinoso puede hacer de un puñado de futbolistas menores, todos unos guerreros.

2. Tijuana es de llamar la atención. Temporadas grises, de equipo veleta son una losa muy pesada que Daniel Guzmán debe eliminar para que el reconocimiento esté de vuelta en la frontera. Ahí van, manteniendo el paso.

3. Cruz Azul sigue sin recibir gol, algo bueno están haciendo, aunque las quejas sobre su forma de jugar sigan creciendo. Invictos y con meta inviolada, la afición cementera no puede quejarse mucho. O por lo menos no ahorita.

4. Darío Benedetto apareció para callar a los ridículos que hablan de crisis en el equipo campeón. El ex de Xolos anotó en ese justo momento que la mira de las críticas ya apuntaba hacia él.

5. Bien por Diego Buonanotte. El futbolista suele cerrar la boca ante la arbitrariedad por temor a represalias. El argentino puso nombre y apellido a sus quejas: el club Pachuca, verdugo que utilizó el maltrato como su arma.

LO MALO

1. La ayuda arbitral que está recibiendo Guadalajara es igual de grande que su historia. ¿Qué necesidad de ensuciar la lucha por no descender? Descarada, infame, en que quieren seguir en primera.

2. De directiva llanera la artimaña del León de pintar los vestidores del visitante para obtener ventaja. Esas mañas son del futbol mexicano de antes, el de los gangsters incapaces de entender la fiel lucha deportiva.

3. Y mal Jaguares para utilizar sus redes sociales oficiales para insultar al árbitro. Hay canales de comunicación que respetar, y los de Chiapas se equivocaron de ventanilla y cayeron en lo soez, lo bajo. Abusados.

4. En Tigres saben tan afianzado al Tuca Ferretti en su banquillo que hacen ver el fracaso de perder una final y sumar tres derrotas en cuatro partidos como cosa normal, pan cada día.

5. Si el descenso no tuviera mano negra detrás, Chivas tendría que irse al infierno. Juega a eso. El cuadro tapatío luce sin personalidad, amante de la fortuna y de la trampa, pero no de su buena generación de futbol.

 

ricardo.magallan@milenio.com

twitter@rmagallan77