De oficio reportero

De oficio reportero

LO BUENO

1.Raúl Jiménez debe entender a la voz de ya que una segunda oportunidad en el futbol español y más en uno de sus históricos como lo es el Atlético, es algo que a pocos se les da. Es ahora o nunca, aprovechar y demostrar que no le faltan pantalones.

2. La valentía y la superación como consecuencia de la misma es la constante de la carrera de Miguel Layún. Pocas historias como la del veracruzano. De la burla al éxito. Ejemplo a seguir más allá de las huestes deportivas.

3. La exportación de futbolistas mexicanos, a donde sea, habla del buen momento por el que pasa ante los ojos del mundo nuestro balompié. Ahora sólo falta que esto se refleje en selección, de lo contrario, de poco o nada sirve.

4. La labor que realiza la MLS para contratar a estrellas mundiales es como para tomarle de ejemplo. En poco más de una década, a base de buen ojo y billetazos, esta Liga ha logrado su objetivo de irse posicionando en un terreno donde no existía.

5. Urgía la manita de gato que le darán al Estadio Cuauhtémoc. La casa de La Franja era ya un inmueble superado, viejo y poco funcional. Si hablamos de la profesionalización de la Liga, tener estadios dignos es parte del A, B, C.

LO MALO

1. El respeto a la trayectoria de Ronaldinho no debe ser mayor al del respeto a la institución. Querétaro da un mal mensaje al permitir que el brasileño haga y deshaga a su antojo, que “pachanguee” mientras sus compañeros llevan un mes trabajando.

2. Quedó claro que Ronaldinho no será la solución absoluta para hacer de Gallos un equipo de primer plano, para sacarlo de la medianía gris. El trato preferencial al brasileño debe ofender a todo el medio, no hay justificación.

3. La contratación de petardos extranjeros sigue siendo cáncer del futbol mexicano. Y en el Clausura 2015, lastimosamente, todo pinta a que la lección, otra vez, no fue aprendida. Pocos son los refuerzos que dan esperanza de cara a la próxima temporada.

4. La losa que carga José Manuel de la Torre sobre los hombros es tan pesada como aquella que no soportó en selección nacional. Ojalá y que el personaje déspota y terco de aquél entonces no regrese para escudar los malos resultados deportivos.

5.Ya es hora de que esaenorme masa de aficionadosde Chivas que sequejan de la administraciónde Jorge Vergaracumplan también con supapel. Las tribunas delOmnilife no pueden seguirvacías. El apoyo debeir más allá de la palabra.

 

ricardo.magallan@milenio.com

twitter@rmagallan77