De oficio reportero

De oficio reportero

LO BUENO

1.Camilo Sanvezzo es el mejor jugador del torneo. Así sin terminar la temporada, ya lo es. Así, sin saber si a Gallos le alcanzará, el brasileño es el número uno. Obligatorio dar el paso a un grande.

2. Y si es verdad eso de “todos juegan diferente contra América”, ¿qué? Gallos Blancos dio cátedra de güevitos, como dijo Nacho Ambriz. Algo que muchos, ni jugando contra las Águilas, ponen para hacer de su temporada algo digno.

3. No hay manera de calmar las rabias que con goles. Mariano Pavone así le está haciendo. Cuando parece que las críticas lo van a hacer polvo, toma ese aire inspirador y se vuelve fundamental para su gris equipo.

4. Dentro de la vergüenza que es Morelia, Carlos Guzmán es un diamante revuelto en lodo. Ha sido lo mejor en la pobre temporada de los michoacanos. Que siga el sano proceso y no lo contaminen.

5. A falta de tres fechas para que termine la fase regular, partidos como Querétaro-América y Monterrey-Tigres nos dan esa esperanza, que ya parecía perdida, de que en la Liguilla encontraremos algo de espectáculo en la desabrida Liga.

LO MALO

1. Siguen las llamadas de atención para América. Los vaivenes llegaron, no pasan de exabruptos, pero se deben tomar como lección si no se quiere regresar a casa rápido en la Liguilla.

2. En Veracruz no pasa absolutamente nada. Son una veleta que navega en mares de incertidumbre, de mediocridad y su directiva, ahí, se nota muy cómoda. Los Tiburones se han convertido en un equipo de relleno.

3. Tuca Ferretti entregó el partido. El calor de un clásico no permite frialdades y el timonel de los Tigres se equivocó al meter el freno de mano a su equipo tras tener ventaja de 2-0 en el marcador. Una raya más para el timorato timonel.

4. Las Chivas adoptaron el drama como su forma de vida. Y así será hasta que se defina el descenso. Quienes creían que el Rebaño se sacudiría fácil de este fantasma, hoy callan. Triste realidad rojiblanca.

5. Tan trillado el tema de Carlos Vela como el de sus detractores que se niegan a reconocer que, hoy, no hay mejor delantero mexicano. El de la Real Sociedad claro que sería solución para el Tri. Los chismes falderos ya son harina de otro costal.

 

ricardo.magallan@milenio.com

twitter@rmagallan77