De oficio reportero

De oficio reportero

LO BUENO

1. Irreverente, rebelde como es, rompiendo los protocolos, llegó Cuauhtémoc Blanco con sus 40 y más a robarse una fiesta que se había organizado para Ronaldinho, no para que él luciera.

2. La confianza que le está brindando Simeone a Raúl Jiménez, de verdad, sorprende. El mexicano ya ganó lo que muchos tardan mucho en obtener, queda en él responder a la bendición. En su primer chance, quedó a deber.

3. Jaguares, de manera muy callada, está teniendo una buena campaña. Los de Sergio Bueno, en la penumbra a la que han estado condenados siempre, van cumpliendo y, de seguir así, serán material de Liguilla.

4. A Santos le está regresando esa autoridad de antaño, ese porte de equipo ganador que hace ver sus triunfos muy sencillos. La tormenta parece haber pasado y ha vuelto el protagonismo.

5. Ni entiendo ni sé de beisbol, pero eso no impide dejarme invadir por la pasión y emoción que provocó ver atascado el Foro Sol en la serie final entre Diablos Rojos y Pericos. La Ciudad de México sin beisbol no se podría entender.

LO MALO

1. La Liga MX es culpable de la lesión de Hiram Mier. Su irracional decisión de arrancar un partido en un pantano obedeció a esa sed insaciable de cumplir con el negocio, no con el deporte.

2. Y ahí le viene le curva hacia abajo al América, el comienzo de las tensiones y el resurgimiento de los antiguos fantasmas. El equipo de Coapa va hacia atrás y su técnico se ve preocupado, con miedo, no comprometido.

3. Lo de Cruz Azul era de esperarse. En toda la campaña ha jugado mal y han llegado ya a darle un acicate para ubicarlo en su cruenta realidad. Culpables todos, desde el director técnico hasta los jugadores. Nadie se salva.

4. Qué burla para la afición queretana lo que le hizo su directiva. Sabían que Ronaldinho no jugaría ante Puebla, pero llenaron su estadio con una mentira, se inflaron los bolsillos con el engaño.

5. Esos mismos que aseguraron que la llegada del Chícharo al Real Madrid sólo obedecía a temas de marketing, estaban el sábado pasado aplastados frente al televisor, con una amplia variedad de botanas, viendo el derbi madrileño.


ricardo.magallan@milenio.com

twitter@rmagallan77