De oficio reportero

De oficio reportero

LO BUENO

1. América arrancó sin jugadores de su cantera contra Xolos, puro ajeno a la mística americanista. Tuvo que llegar, Raúl Jiménez a recordarles cómo se hace grande a este equipo.

2. A saber qué le depara el futuro a Enrique Esqueda, pero con un pasado tan golpeado, tan sufrido, el presente que está viviendo este atacante, ahora con Atlas, hace pensar en revancha; en un segundo aire inspirador.

3. Lo de Monterrey parece serio. Ojalá y así sea, es necesario para Nuevo León que sus equipos anden bien y dejen de arrastrar la cobija después de temporadas más identificadas con la vergüenza que con el orgullo.

4. Triunfos como el conseguido en el estadio Olímpico son los que hacen tomar en serio a las Chivas, verlos más allá de proyecto en reconstrucción. El camino es larguísimo, pero estos golpes de autoridad cómo ayudan.

5. Mauro Formica continúa siendo un gran activo de Cruz Azul. El argentino sigue feliz lejano al reflector y cercano a la hora de convertir goles valiosos para la causa cementera. La Máquina no se equivocó al apostar por él.

LO MALO

1. Paul Delgadillo, con su nefasta actuación, solo vino a avivar los añejos fantasmas de la ayuda al América. La incapacidad de un silbante, que se convierte en su cómplice.

2. El romance de los Leones Negros está acabándose rápido, a fuerza de golpes de realidad que le recuerdan a la directiva del equipo tapatío que planeó mal, que reforzó poco y que eso los podría llevar a la crisis en un tris.

3. Los números de José Luis Trejo al frente de Pumas son prueba contundente para ya no mantenerlo al frente del equipo. Pero se sabe que esta institución de pocos centavos y mucha paciencia antepondra lo segundo.

4. León debe reaccionar rápido. Pareciera que nadie le ha avisado al bicampeón que el torneo ya arrancó y que debe despejarse porque, de seguir así, llegará un momento de que ya no habrá tiempo para reaccionar.

5. Monarcas opta por continuar en los grises. Es como una muerte lenta la de este equipo que va quedando cada vez más en el olvido y que, con sus resultados, sólo hace más profunda esta imagen del arrumbamiento.

 

ricardo.magallan@milenio.com

twitter@rmagallan77