De oficio reportero

De oficio reportero

LO BUENO

1.Hace años que no había tal romance de la afición mexicana con su selección. La reconciliación fue bárbara tras las infamias de la eliminatoria. Ahora los jugadores deben responder calificando.

2. Costa Rica se calificó a octavos por méritos propios. Equivocados los que etiquetan la hazaña tica como paso al frente de la Concacaf. Injusticia. La zona sigue siendo de las más pobres del mundo. Los costarricenses ya no.

3. Los pequeños se andan poniendo respondones en este Mundial, y si tan sólo tuvieran el arrebato matón que poseen los llamados grandes, otras historias se estarían escribiendo. Pero la chiquillada anda dando guerra. Y bien.

4. Francia es la generación del recambio. Son 19 jóvenes de este equipo los que viven su primer Mundial con personalidad de los que han jugado tres o cuatro. Parece ser que los años de fracaso mayúsculo han quedado atrás.

5. ¿Reclamarle a Lio Messi que corre menos de 5 kilómetros en un partido? ¿Es maratonista o futbolista? Los grandes futbolistas, los cracks, resuelven el partido en un suspiro. No requieren de más.

LO MALO

1. Aún no se puede concebir que Inglaterra, de dos cachetadas, esté fuera del Mundial. Al caño se fue el trabajo de una generación que, en la apariencia, pintaba para hacer historia.

2. Lo de España es trágico. La Furia pasó de ser candidato al hazmerreír, a la burla internacional. Los señalamientos de boicot no tardaron en llegar. Y seguro que varias cabezas van a rodar. No es para menos.

3. Tan mal la FIFA con su mojigatez ante el grito de “puto” de la afición mexicana, como aquellos que ven esta expresión como un valor patriótico a defender casi con la vida, malentendiéndolo como parte de nuestra “identidad”.

4. Las fallas en la seguridad son evidentes. Invasiones de estadios, portazos, trifulcas en calles aledañas, robo de boletos son algunas de las joyas de este Mundial que la FIFA se niega a voltear a ver.

5. Ojalá que la objetividad regrese a los seguidores de la selección mexicana que cegados por la brillante actuación de Memo Ochoa se han negado a ver que a la ofensiva hay serios problemas para concretar. Muy serios.

 

ricardo.magallan@milenio.com

twitter@rmagallan77