De oficio reportero

De oficio reportero

LO BUENO

1. Lejos de ver la polémica de quién será el portero titular para el Mundial como algo insano, se debe destacar el gran nivel, como no lo hay en otras líneas, que el Tri tiene en su arco. Seguridad garantizada.

2. Será en el Ajaccio, un equipo chico, en la Liga francesa, considerada en segunda línea de importancia en Europa, pero Ochoa ha dado muestras de sobra de que la responsabilidad de ser titular no le quedaría grande.

3. Ni sus actos de indisciplina opacan la sobriedad y seguridad que le da Jesús Corona al arco mexicano. El tapatío pelea en la cancha su lugar en el once titular, donde debe ser, no en los encabezados de nota roja.

4. Los aficionados de Chivas nada tienen que reprocharle a su directiva sobre las contrataciones que realizó de cara al Apertura 2014. Abrieron la cartera y le pusieron buen ojo. Hay con que salvarse.

5. El voto de confianza que le da Cruz Azul a Francisco Maza Rodríguez es de aplaudirse. Se podrá estar o no de acuerdo, pero la simple apuesta de la causa cementera es valiente y lejana al rencor popular.

LO MALO

1. Esa silla de técnico de la selección transforma al más dulce de los dulces. Para mala fortuna, la metamorfosis de Miguel Herrera está llegando a la peor hora, respuesta de la presión del Mundial.

2. Los resultados de los partidos en Estados Unidos no pueden convertirse en la espada para descabezar al Tricolor. Esta selección no anda bien desde hace rato, pero de eso a tomar como termómetro los amistosos, pues no va.

3. América se hizo de puro cascajo en el Draft, atentando contra la grandeza de la institución. Los tiempos en Coapa no andan para experimentos, sino para resultados inmediatos tras seis meses de fracaso total.

4. Fidel Kuri, propietario del Veracruz, quedó como el gran bocón del Draft al anunciar refuerzos que ni siquiera tenía amarrados. El directivo pagó la factura de abrir la boca antes de tener, como dicen, los pelos de la mula en la mano.

5. No veo emocionada a la afición mexicana con su selección. Veo ánimo de fiesta, de echar desmadre en los partidos, pero no fe en el equipo de Miguel Herrera. Qué lástima que eso sea lo que transmite este grupo.

 

ricardo.magallan@milenio.com

twitter@rmagallan77