De oficio reportero

De oficio reportero

LO BUENO

1. Pachuca, que lucía condenado a ser el equipo gris donde lo deportivo pasa de lado y la relación pública es lo que manda, cambió su rostro a la hora buena y está en liguilla. No es favorito, a ver hasta dónde llega.

2. Cruz Azul no baja la intensidad y llegará a la fase final como favorito para campeonear, etiqueta que, de manera justa, se le ha colgado a La Máquina desde hace ya varias semanas. Se le viene la hora de la verdad a los dirigidos por Luis Fernando Tena.

3. León logró evadir la vergüenza. Los Panzas Verdes reaccionaron muy rápido al duro golpe de ser eliminados en la Copa Libertadores y aprovecharon las ventajas que da el sistema de competencia para buscar revancha y defender el título en liguilla.

4. La condena del Toluca es ser equipo de ciudad chica, pero su grandeza radica en el papel que juega en el futbol mexicano y lo que ha ganado en él. Injusto es no poner al club escarlata como un grande e histórico de nuestro balompié. Otro favorito amplio.

5. Es el momento para que Correcaminos deje de ser el eterno invitado que nunca llega a la buena y se corone en el Ascenso MX. Los de Ciudad Victoria llevan años invirtiendo y es hora de que obtengan recompensa.

LO MALO

1. Claro que lo de Gallos, como ejemplo de profesionalismo, es de aplaudir. Los resultados en el torneo fueron más allá de sus broncas extra cancha. Pero dejar ir así su pase a la liguilla es para taparse la cabeza con bolsa de papel.

2. Antonio Mohamed, jugando así, no puede andar garantizando su continuidad en el banquillo del América. Hay que ponerle congruencia y responsabilidad. Jugando así, ¿cómo para que califican las Águilas a la liguilla?

3. La campaña de Tijuana le tira más a la vergüenza que a la gloria. Pero los Xolos son los menos culpables de un sistema tan flexible y poco justo como el del futbol mexicano. Campañita mediocre la de César Farías en su debut en México.

4. En Monarcas deben replantear caminos. Hace ya tiempo que este equipo perdió protagonismo y ha sido víctima de malas decisiones que hoy provocan esa imagen de club olvidado por los suyos. Ojalá no lo dejen morir.

5. Lo más preocupante no es el nivel del arbitraje mexicano, sino que es lo que hay y punto. Ya no hay de dónde escoger. En plena crisis, los hombres de negro hoy son un riesgo para la impartición de justicia en nuestras canchas.

ricardo.magallan@milenio.com

twitter@rmagallan77