De oficio reportero

De oficio reportero

LO BUENO

1. Lo de Querétaro es un ejemplo de dignidad y profesionalismo. La manera en que se sigue matando en cancha a pesar de las cuchilladas que le han plantado fuera de ella, son para aplaudir de pie.

2. Oribe Peralta se está prendiendo en un momento justo para resolverle las cosas a su equipo, y hacerlos levantar la cara y, por otro lado, en nivel crack con el Mundial a la vuelta de la esquina, lo que debe darle esperanza a Miguel Herrera.

3. Atlas vino a la capital a más que llevarse tres puntos. Le puso un baile al superlíder de la competencia y demostró que hay maneras heroicas, dignísimas, de salvarse del descenso y no sólo con ponerse el cuchillo entre los dientes.

4. Ojalá que un día Javier Hernández perdiera las formas y se atreviera a llevar a la palabra todo ese rencor contenido que mostró en la mirada que le lanzó a su DT, David Moyes, tras anotar su cuarto gol del año con el ManU.

5. El reflector ha sido injusto con Luis Gabriel Rey. Este atacante fue, es y seguirá siendo símbolo de letalidad y constancia. Su carrera nunca ha acaparado los medios por esas cosas raras de la vida, porque lo merece y con creces.

 LO MALO

1. Pumas vuelve a las andadas. Trejo insiste en meterle freno de mano a sus muchachos, yendo contra el ADN natural de esta escuadra. La tribuna reclama un equipo más violento, más ofensivo.

2. El proyecto de Tijuana está en riesgo de irse al terreno del “no pasa nada”. Xolos va que vuela para engrosar la lista de los equipos grises del futbol mexicano, son un equipo gitano, sin alma ni forma. Es hora de que su directiva actúe.

3. Monarcas es otro proyecto que va en picada. Abandonados por sus propietarios, se han convertido en el muladar de la empresa a la que pertenecen. A Morelia le urge cambiar de dueños para que venga una limpia.

4. Atlante ha labrado su camino hacia el Ascenso MX. Todos hablan de la entrega que le ponen los Potros, de lo bien que, incluso, llegan a jugar. ¿Y? Los números no mienten y tienen al equipo de Cancún con un pie fuera de Primera División.

5. La pregunta es ¿con qué se esperaba que Chivas ganara el Clásico? La vergüenza pasada ante su gente era complicada de evitar con una plantilla tan limitada, así, ni Guardiola podría componer a este equipo lleno de vacas flacas.

ricardo.magallan@milenio.com

twitter@rmagallan77