De oficio reportero

De oficio reportero

LO BUENO

1. Valiente la policía de Guadalajara por exigirle, vía Twitter, a Ricardo Salinas Pliego, dueño del Atlas, que denuncie a través de Tv Azteca la carnicería que sufrieron y a sus agresores.

2. Igual de valiente la decisión del club León de no dejar lo del méndigo protocolo contra el racismo en un papal, en un mero documento para salir al paso del escollo, y aplicarlo para echar a un par de inadaptados de su estadio.

3. El ayuntamiento de Guadalajara actuó sin miramientos, para clausurar el Estadio Jalisco, escena de un crimen presenciado por miles de personas. No se detuvo a ver quién era el dueño del Atlas o a quiénes iba a afectar.

4. El personaje melodramático que tanto le encanta asumir a José Luis Sánchez Solá, digno de trofeo, podrá gustar o no, pero le está surtiendo el efecto que desea: motivar a sus jugadores para salvar al Veracruz. Y está cerca de conseguirlo.

5. Partidazo en Morelia entre Monarcas y Santos, de esos que poco se ven en nuestra Liga. Estos equipos, en diferentes intensidades, están reviviendo tras una crisis de perros y, de seguir así, les puede alcanzar para meterse a Liguilla.

LO MALO

1. Ya está de más pedirle a la Liga MX que haga algo para frenar la violencia de nuestros estadios. Ayer, dos policías estaban entre la vida y la muerte, mientras Decio desayunaba con su familia.

2. ¿Y los que deben legislar? El oportunismo fue la mejor credencial del diputado Gerardo Liceaga, quien se convirtió en títere de la Liga MX, redactor de SU ley. Pura baba de perico de este legislador, que mantiene su gusto por el reflector.

3. Nos llamaban amarillistas a los que no quitamos el dedo del renglón para denunciar como iba creciendo el monstruo de la violencia en nuestro futbol. Lo del Jalisco desató la histeria de esos que nos ponían el dedo. Ahora son expertos.

4. Si no ganar en los últimos cuatro partidos que disputaste en casa no es crisis, entonces el mundo está loco. Antonio Mohamed ha llegado a recordarle al americanismo ese ardor en la cara que sólo da la vergüenza.

5. Rubén Omar Romano debe salir corriendo del Puebla. A su ya de por sí maldita carrera no le vendrá bien un descenso. Y La Franja corre riesgo de consumarlo. El prestigio, en este caso, debe poder más que el orgullo.

ricardo.magallan@milenio.com · twitter@rmagallan77