De oficio reportero

De oficio reportero

LO BUENO

1. A Luis Gabriel Rey le salió lo atlantista y, de carambola, ayudó a los Potros en su lucha por no descender con una noche brillante ante Atlas. El colombiano, como cada que se le requiere, demuestra que tiene tamaños para jugar con América.

2. Las formas no importan, se trataba de tomar una bocanada de aire y Martín Bravo le dio a los Pumas esa vida que se les iba escurriendo a la coladera. En lo más álgido de la crisis, el atacante da a los universitarios su primer triunfo.

3. El arranque de Cruz Azul es prometedor y de su mano va la reconciliación con su afición. Estadio lleno y goleada, como en los viejos tiempos. Ahora es labor titánica evitar que, como siempre, venga el derrumbe.

4. Por lo menos al Pachuca ya se le ve algo más de intención, algo de ganitas de, por fin, despertar de ese ya largo letargo donde de ser una institución triunfadora, protagonista, se fueron a los grises intrascendentes.

5. Si bien dejó ir de local una oportunidad dorada para acortar a tan sólo dos puntos su distancia con Atlas, la mejoría del Atlante es evidente desde la llegada de Marini. Hay torneo, el Potro aún relincha.

 

LO MALO

1. Atlas se cae a pedazos, pero a trozos grandes. El desfigure de los Zorros es dramático, como si nadie les hubiera avisado que se están jugando la categoría. Ante la alarma, el exceso de paciencia es arma letal. Cuidado.

2. Estamos viendo la versión más irreconocible del Santos desde la llegada de Pedro Caixinha. Los laguneros no levantan en el arranque de la temporada, lejos están del alto nivel al que ya nos tienen acostumbrados.

3. ¿Será Tigres el equipo que pase a la historia por ser el primero que corra a Ricardo Ferretti? La jerarquía de nadie, ni siquiera la de un DT tan experimentado, está por encima del prestigio y orgullo de una institución tan importante.

4. Veracruz es una olla de presión. Es evidente que el equipo, al interior, no está bien y que la familia Kuri algo está haciendo mal. El descenso no se ha alejado del todo; los Tiburones deben reaccionar.

5. Si poco propones, poco obtienes. Chivas no se puede sentir satisfecho de la manera en que mantuvo el invicto ayer en Cancún. José Luis Real fue timorato y firmó el empate, cuando la obligación es dar golpes contundentes de autoridad.

 

ricardo.magallan@milenio.com

twitter@rmagallan77