De oficio reportero

De oficio reportero

LO BUENO

1. Dos finales, un título, revivir el americanismo es algo del legado de Miguel Herrera en el América. Y aun así hay quien duda de las credenciales de Piojo para dirigir a la selección nacional. Ingenuos.

2. Moisés Muñoz había sido factor para que América perdiera en La Bombonera en la ida. Pero el futbol, de revanchas como es, le permitió al arquero sacarse la espina y ayer fue clave para que las Águilas se fueran en blanco en casa.

3. Dicen que hay que hablar en la cancha. Y Jesús Molina cambió rencor por gol. El férreo contención se ha empachado de banca en esta temporada, pero ahí está demostrando de qué está hecho, siendo clave para ganar el boleto a la Final.

4. Mauro Boselli, de manera discreta, se ha consagrado como uno de los matones del futbol mexicano. El atacante cayó con el pie derecho en León, ganándose su oportunidad de ser pretendido por uno de los llamados “grandes”.

5. León es la historia romántica que cualquier equipo quisiera vivir. A un año de haber ascendido tras un tortuoso peregrinar en el ascenso, hoy los Panzas Verdes están en una Final con un futbol espectacular y sin etiqueta de víctimas.

 

LO MALO

1. América arriesgó de más en la segunda mitad. Dicen que es parte del manejo de partidos que Herrera ha aprendido a tener a fuerza de fracasos. La cobardía no comulga con la jerarquía de este club.

2. Toluca se murió de nada en el Azteca. Los Diablos Rojos jamás supieron cómo hacerle daño en la vuelta al América y cuando se dieron cuenta ya tenían encima el marcador que los echaba de la competencia. Quedaron a deber.

3.José Cardozo jugó su Liguilla en el micrófono. Habló de los “beneficios” que tiene América del arbitraje generando presión y, de paso, curándose en salud. Al final, se olvidó de estudiar a su rival y dejó que Herrera le ganara la partida.

4. Carlos Darwin Quintero se apagó en la semifinal. El colombiano andaba encendido y, solito, hizo pedazos al Querétaro en los cuartos de final, pero ante León fue incapaz de mantener los cañones encendidos.

5. La incertidumbre que vivirá de aquí al verano del 2016 el club Monarcas Morelia y todo su personal para saber en manos de quién quedará tras la obligación que tendrá Grupo Salinas de venderlo es dramática. Bendita Liga MX.

ricardo.magallan@milenio.com

twitter@rmagallan77