De oficio reportero

De oficio reportero

LO BUENO

1. Qué más da seguirnos quejando de que “el amor a la camiseta” ya no existe, si aún hay futbolistas como Miguel Layún que, con sus lágrimas, demuestran que su amor a la patria va más allá de un pinche balón.

2. Eran ellos, los que mandan en el vestidor del Tri, por el peso de su imagen ante el mundo, los que debían dar este paso y enfrentar a la vieja maquinaría para crear la Asociación de Futbolistas. Aplauso.

3. Hirving Lozano ha superado ya el lógico periodo de la duda sobre sus alcances en Europa. El ex de Pachuca no perdió tiempo: hoy, no hay mejor futbolista mexicano que él en el Viejo Continente. Apúntelo como realidad.

4. Una mexicana, Madaí Pérez, culminó cuarta en uno de los maratones top del mundo, el de Chicago... a veces las alegrías, ahí están, pero nos dejamos ir solo por el brillo del oro y ninguneamos otros esfuerzos.

5. La Ciudad de México está despierta otra vez, viva, HERMOSA. Y con ella también una parte fundamental de nuestro ADN capitalino: el deporte. Listos ya, para gritarle al mundo que somos la Capital del Deporte.

LO MALO

1. Los números, la estadística fría, sigue dándole cucharaditas de atole a la afición mexicana. Hoy, el ábaco nos hace ver como potencia, aunque el futbol desarrollado nos ponga a hablar de tú con la pedacería mundial.

2.  Ahora bien, ¿le creen a los números? Ok. Chequen encuestas, háganlas, actívense, no se necesita demasiado y el resultado será contundente: la gente NO confía en Osorio como técnico nacional.

3. Lo nocivo de los títulos mundiales Sub 17 de 2005 y 2011: ahora, cualquiera le quiere cargar responsabilidades mayúsculas, a un grupo de niños que todavía deben ver el deporte como una diversión.

4. ¿Imaginan la Liga mexicana sin el América? ¿No, verdad? Entonces déjense de poses y crucen los dedos para que Argentina califique al Mundial. Una Copa del Mundo sin Messi, se devalúa a lo mínimo.

5. El silbante César Ramos y su ya comprobadísima incapacidad no logró más que la imagen de corrupción y podredumbre que ya existe sobre el arbitraje mexicano se extienda a nivel internacional.

 

ricardo.magallan@milenio.com

twitter@rmagallan77