De oficio reportero

Mucha mierda contra Raúl Gutiérrez

El futbol mexicano ha sido muy injusto con Raúl Gutiérrez en su proceso para Río 2016.

Por eso que ni le exijan cuentas ni lo obliguen a traer una medalla de vuelta al país, aunque fuera de bronce.

Patearon como perro en taquería al timonel de la Sub 23 que, podrá caer bien o mal en el plano personal, se podrá estar de acuerdo o no en sus formas, se le podrá tachar de soberbio, mamón y de sentirse parido por Dios, pero, ojo, jamás de ser un tipo que no trabaja. Raúl es el más chambeador, el más comprometido con su misión.

Querer encontrarle un porqué al maltrato del medio a Gutiérrez ya es pérdida de tiempo, reforzar la sospechosista teoría del complot por parte de las televisoras que se quedaron sin derechos de transmisión de los Olímpicos hacia el proceso de Raúl, ya es de mentes calenturientas.

La realidad aquí está, ya, en la puerta, y es que en unas horas México debuta en su camino a la defensa del oro obtenido en Londres 2012 con un buen equipo, pero no con el que mejor se pudo tener.

El camino hasta aquí fue una patada en los tanates para el timonel nacional al que le ensuciaron la labor con una y mil trabas: no prestando jugadores en momentos clave, declaraciones viscerales en su contra sin sentido por parte de Jorge Vergara, el torpe trabajo de la dirección de selecciones nacionales a la hora de realizar labor de convencimiento con clubes europeos para que cedieran a sus futbolistas a la selección olímpica y hasta el caprichoso ninguneo de varios jugadores hacia este grupo negándose a reforzarlo para la justa en Río.

Mucha mierda contra Raúl Gutiérrez, tanta que es imposible limpiarla tan solo con la intención, el optimismo y los buenos deseos de que todo salga bien, de que la prensa internacional venda al Tri como un espejismo capaz de ser un rival a vencer en el torneo olímpico. No, es mucha mierda, demasiada, sobre el trabajo de un tipo que, me queda claro, podrá regresar con la cara en alto así lo eliminaran desde la primera ronda.

Aguantar tanto ya merece una y todas las medallas.

ricardo.magallan@milenio.com
twitter@rmagallan77