De oficio reportero

El marrullero Caixinha

Las acusaciones de Pedro Caixinha en contra del América donde asegura (así, con todas sus letras) que el equipo de Coapa ha sido eternamente beneficiado por el arbitraje sólo vienen a colocar al portugués arriba de ese camión enorme de pégale al grande, al odiado, con la única y alevosa intención de obtener atención.

A Caixinha se le cimbró el barco con la espantosa goleada que le propinó Tijuana a su equipo el fin de semana pasado. Algo debía de hacer. Y como los números son tan realistas como contundentes, le dejaron ver que su rival de esta noche es, hoy, el mejor equipo del futbol mexicano, el líder, el enemigo a vencer. O sea, en la cancha Santos cuenta con pocos argumentos para poder derrumbar al gigante amarillo.

Y así Caixinha se tiró al drama, a la acusación barata como estrategia. ¿Qué busca el timonel santista con sus acusaciones sobre la ayuda arbitral al América? Predisponer al nazareno, hacerlo dudar a la hora de querer marcar en contra de la causa lagunera. Y de pasadita hacer que se hable de todo este show y no de las diferencias que, las estadísticas, dicen que hay entre su equipo y el superlíder.

Incluso Pedro cae en el absurdo de querer documentar sus acusaciones con notas de prensa, de esa misma prensa a la que otra vez ha ofendido, ninguneado, enfrentado. Incoherencia total, incongruencia pura. Marrullería corriente.

Una derrota más le significaría, otra vez, ver cómo su imperio se le vuelve a derrumbar a Caixinha, quien sin duda es un buen técnico, pero que en las últimas temporadas no ha podido dar un golpe seco de protagonismo en la Liga MX, dejando siempre la sensación de que sólo faltó un suspiro para que los de Torreón coronaran el esfuerzo.

Por eso pegarle al América siempre será estrategia inequívoca. Es sistemático ya, parte del ADN de nuestro futbol, colgar todos los crímenes, todas las pestes a las odiosas Águilas. Pero ya basta de querer ganar protagonismo así. La grandeza no se gana queriendo manchar a los grandes.  

 

ricardo.magallan@milenio.com

twitter@rmagallan77