De oficio reportero

De oficio reportero

LO BUENO

1.  Los equipos de Monterrey, como ya se está haciendo costumbre, demuestran que la etiqueta de “grandes” es un inmerecido blof para algunos, porque el buen futbol, el que realmente manda, está en Nuevo León.

2. Viendo la(s) temporada(s) de Monterrey y Tigres, ¿aún hay quién se atreva a asegurar que el dinero solo hace daño al futbol? Pesos bien gastados. Todos. Uno a uno. Y ahí está el éxito de los millonarios.

3. Quién sabe qué vaya a pasar con América esta temporada, pero a 12 semanas, Miguel Herrera ha cumplido con uno de los objetivos primordiales por los que se le contrató: hacer a este equipo protagonista.

4. La inestabilidad del futbol mexicano, su voracidad, da la oportunidad a cualquiera de encontrar revancha pronta: perdón Paco Jémez, nos estás tapando la boca.

5. No hallé apoyo moral ni gesto tan loable para las víctimas de los sismos  que el de los Alebrijes de Oaxaca y sus playeras con los nombres de 18 municipios oaxaqueños afectados. De equipo de Primera. Aplausos.

LO MALO

1. En tiempos de unión, bastaron dos días para que, con el tema de los derechos de transmisión de la selección, quedara claro lo dividido que está el futbol mexicano y las bajezas de algunos para ganar la batalla.

2. Y no es que Slim sea un semi Dios que venga a limpiar nuestro futbol. Él, y los que le respaldaron, igual iban por la suya. Lo que espanta es la maquinaria marrana que echaron a andar para dar pie a la apertura.

3. Ahora, Pumas no es solo un equipo jodido, pobre, sino también malo.
4. Sergio Egea debe saber que enquistarse en el poder, aferrarse, enferma. El español tiene que hacerse de lado y sacar las manos de las decisiones deportivas en Pumas. Él ya no pudo ni de directivo ni de técnico.

5. Ni se burlen y mejor crucen los dedos porque las matemáticas aún le den a Chivas: una Liguilla sin el campeón y sin el Guadalajara pierde valor. Y mucho.


ricardo.magallan@milenio.com

twitter@rmagallan77