De oficio reportero

De oficio reportero

LO BUENO

1. Buscar dentro de los escombros lo que dejó para la selección la Confederaciones podría ser complicado. Pero hay 3 a los que hay que sacar de ese deshuesadero: Jonathan dos Santos, Guillermo Ochoa y Carlos Vela.

2. Como nunca lo había sido, Carlos Vela hoy congruente con sus palabras. Se dijo “maduro” a raíz del nacimiento de su bebé y eso fue lo que vimos en cancha: un futbolista completo, entregado, comprometido.

3. Los trolls pueden deshacerse en los ácidos de sus envidias: la Copa Confederaciones confirmó a Guillermo Ochoa como el mejor portero mexicano de la actualidad. Titular en el Mundial indiscutible.

4.  Sin gambeta, sin polvos mágicos, sin cadencia… Alemania, siempre Alemania.

5. A pesar de la derrota, Chile es la prueba de que una brillante generación es capaz de hacer historia por encima de quién esté en su banquillo. El lugar común de la paciencia a los largos procesos, aquí no aplica.

LO MALO

1. Imaginen el grado de presión y tensión de un técnico, su falta de soluciones, para explotar de la manera en que lo hizo Juan Carlos Osorio en el partido que a nadie le interesa. En el mero trámite.

2. Y decían que el ñero era Miguel Herrera, ¡ajá!

3. Lo he dicho varias veces: la silla del técnico de la selección nacional, transforma. Convierte ángeles en demonios. No es para cualquier pelagatos.

4. Y viendo que no somos del primer mundo futbolero, que Osorio no fue, es ni será el indicado para estar en el banquillo del Tri, pues ya que se acabe la demagogia ¿no? Y partamos de cero con objetivos reales.

5. Los melodramáticos que siguen desde su trinchera en los medios de Osorioliebers, también ya suelten la pluma rosa. O mejor aún, pónganse a escribir novelas. Y pongan a su “Profe” de protagonista.

ricardo.magallan@milenio.com

twitter@rmagallan77