Los apuntes del Cora

Inicio incierto

Este Monterrey tiene mucho qué hacer y mejorar de aquí en adelante.

Bueno, empezó el año y el torneo de Clausura también. Como cada año, las expectativas son muy altas para ambos equipos de la ciudad, por la afición tan entregada y a la vez estricta, como también por la cantidad de dinero que se invierte en nómina y refuerzos; algunos con buenos resultados, pero otros pasan de largo y se van por la puerta de atrás.

Tigres como Rayados han apostado por la continuidad en el puesto de entrenador, y eso que los dos equipos tuvieron un muy mal torneo Apertura 2013, claro, peor para Rayados, que fue un semestre para el olvido, pero veremos si esa apuesta a la paciencia rinde frutos.

Y ahora con la presentación de los dos equipos, todos esperan verlos en la Fiesta Grande y coronados… pues déjenme les digo que para mí el inicio fue malo. Tigres no metió las manos ante las Águilas del América, que sin menos tiempo de descanso se vio un equipo que con la llegada del Turco no perdió su identidad y sigue mostrando ese poder ofensivo.

Los de Tuca parece que se quedaron estancados en el torneo anterior, un equipo chato, sin variantes, y honestamente no fue lo que yo esperaba por lo que mostraron contra el Santos en el último partido de preparación.

Los refuerzos Darío Burbano e Iván Estrada no pesaron en el encuentro.  El primero se mostró perdido en el ataque; por su parte, Estrada inició de manera participativa en el ataque, pero para la segunda mitad sus incorporaciones al frente fueron escasas e intrascendentes.

Mientras que en el Tecnológico, Monterrey mostró buen futbol de media cancha hacia delante, la zona defensiva aún padeció en ciertos momentos del partido; el ingreso de Wilson Morelo le cambió la cara, sin embargo, es clara la falta de acoplamiento.

Ante la lesión de Darvin Chávez, la cual lo hizo abandonar el partido, Cándido Ramírez se perfila para tomar la titularidad en la lateral izquierda.

Los Rayados fueron cautelosos, midieron a su rival y poco a poco fueron haciéndose de la pelota, y con algunos pases a profundidad Marlon de Jesús puso a temblar la portería de Jesús Corona, pero sin llegar a generar algo claro. La segunda mitad fue pareja nuevamente, pero Monterrey bajó el ritmo y la iniciativa, donde Cruz Azul sin mucho fue un poco mejor. Suazo tuvo en sus pies, casi al final, alguna oportunidad pero sin frutos.

Este Monterrey tiene mucho qué hacer y mejorar de aquí en adelante.  Hasta la próxima.  

raul.isiordia@multimedios.com