Los apuntes del Cora

Eliminación digna

Las Semifinales están listas y, desafortunadamente para toda la afición regiomontana, aquí terminó el torneo para los equipos locales; los que quedaban con vida eran los Tigres que, si bien durante todo el campeonato regular no lo jugaron para nada bien, debemos reconocer que el último partido lo jugaron de manera heroica y con mucho corazón.

Para desgracia de los felinos, la eliminatoria de los Cuartos de Final no la perdieron en el Azteca, la perdieron en los últimos minutos del Juego de Ida, donde dejaron escapar la ventaja de dos goles más por los errores tácticos propios que por una mejora americanista; el primer tiempo mucho mejores que los capitalinos y de esta misma forma tenían que salir a jugar en el Coloso de Santa Úrsula.

Si bien América era muy fuerte en casa, esta eliminatoria era la que virtualmente parecía más pareja. Desafortunadamente para los del Tuca el arbitraje fue por Marco Antonio Rodríguez, para mí, uno de los peores árbitros que he visto.

En efecto, este factor fue decisivo para que al final los Tigres ya no tuvieran armas para atacar, donde una amonestación demasiado rigorista de Hugo Ayala al final sería determinante para dejar con diez a los regios, complicando así el posible resurgir donde sólo necesitaban un gol para avanzar.

El gol de América después de la expulsión parecía definir toda la eliminatoria, pero con una gran personalidad los Tigres sacaron la garra y el corazón, donde con mucho desorden y tremendo esfuerzo empataron el global.

No fue suficiente, pero la intensidad y verticalidad que mostraron hacen pensar por qué teniendo esa fuerza y calidad ofensiva no juegan así siempre, eso sólo El Tuca y su estilo conservador lo sabrá, pero lo que es un hecho es que fueron muy superiores al América jugando con 10 y merecían, a mi parecer, dejando a un lado el espantoso torneo regular una mejor suerte estos Tigres, que vendieron muy cara su eliminación, dejando todo en el campo y sabiendo que fueron mejores. No es un consuelo, es un reconocimiento.

Hasta la próxima.