Los apuntes del Cora

Caída libre

Bueno, es la Jornada 2 y créanme que no es exagerado hablar de una crisis en las escuadras regiomontanas. Más allá de los pocos puntos que llevan, es más preocupante el juego que desarrollan y es que es muy pobre el futbol que nos han enseñado los dos equipos de la ciudad.

Empezando con los que, a mi parecer, son los que están jugando espantoso, el equipo más aburrido, lento, chato, falto de idea ofensiva y sin personalidad del futbol mexicano, claro que ya sabrán que hablamos de los Tigres, que no me cansaré de afirmar que están a un abismo de distancia de lo que fueron cuando fueron campeones, donde la química y el poder al ataque era diferente.

Es muy increíble cómo un técnico se puede empeñar tanto en alinear a un jugador que hace bastantes jornadas y torneos atrás no ha rendido en lo más mínimo. Lucas Lobos no está en condición de ser titular, su juego está muy por debajo de lo que alguna vez fue, aquí es donde se tiene que tomar medidas y dar oportunidad a otros.

Aclaro que no es culpa de un solo jugador el mal funcionamiento de la escuadra, el futbol de Tigres se ha estancado en esos pases laterales, en ese ritmo lento, que en estos tiempos ya no es muy práctico, esa cadencia y pereza en el desarrollo y manejo del balón, no hay verticalidad, ni imaginación de creación en el medio campo, hay que variar y evolucionar.

El sábado el Pachuca fue mucho mejor que Tigres; los hidalguenses tuvieron llegadas que sólo en el último pase fallaron y mostraron cosas muy interesantes. Lo único en que se mejoró en los universitarios un poco, fue en su defensa, que no se vio tan mal como contra el América.

El Monterrey no se escapa. El domingo ante el Puebla se plantó en campo ajeno más con la idea de que no le anotaran, que en buscar con insistencia el gol y el empate fue un justo premio a su paciencia; sin embargo, su poca propuesta ofensiva no dejó un buen sabor de boca en este partido ni en el pasado, sigue exhibiendo un futbol gris casi emulando lo de sus vecinos felinos como si fuera contagiosa esta crisis.

Sabemos que falta mucho para el final del torneo, pero Monterrey y Tigres no se ven mejor que el año pasado al contrario la flecha va de picada.

Hasta la próxima.  

raul.isiordia@multimedios.com