Contragolpe

La renuncia del "Canelo" fue una decisión comercial

Intempestivamente, Canelo Álvarez y su grupo anunciaron que renunciaban al título mediano del Consejo Mundial de Boxeo, argumentando que no estaban dispuestos a aceptar presiones, ni plazos, mucho menos amenazas. En realidad fueron varios los motivos por los cuales tomaron esa decisión comercial. Uno de esos motivos es que el equipo de Saúl Álvarez, ha navegado solo desde que su asesor Rafael Mendoza decidió separarse de ellos y no han contratado a nadie que les “hable al oído”, por su conocida “dureza” a la hora de pagar y, como era de esperarse, esta pelea les “quedó grande” y no supieron manejar “la papa caliente” que les dejó en las manos Mauricio Sulaimán, quien formó parte del “grupo Canelo” en la gira promocional para aumentar ingresos en la pelea contra Amir Khan, cuando en realidad no debió haberla autorizado, ya estaba abonando el terreno para conseguir la cuota grande que llegaría con el choque de Canelo contra Golovkin y presionó para que llegarán a un acuerdo en un par de semanas, o someterse al resultado de una subasta en la cual el reparto sería de 70-30 o incluso 60-40, a favor del mexicano. El comentarista Eduardo Lamazón, que fue secretario ejecutivo del CMB durante 24 años, apuntó con certeza que eso iba en contra de los intereses económicos de Álvarez, ya que la verdadera proporción de los que generan son: 80% Canelo y 20% Golovkin. Y cuando de dinero se trata, De la Hoya y Chepo Reynoso van a llegar a cualquier extremo para obtener lo máximo y pagar lo menos posible o de plano no pagar. Al parecer optaron por lo último y devolvieron el cetro mundial a Sulaimán, que hasta el momento ha demostrado que el cargo que heredó le queda grande, porque para todo trata de excusarse en la figura de su padre, un dictador con mucha labia y recursos que seguramente hubiera resuelto esta situación “muerto de risa”. La pelea Canelo-Golovkin seguramente se hará, pues a los aficionados no les interesa el desgraciado título mundial. Eso ya no le interesa al público. Todos ganarán, pues en caso de ser necesario, GGG también triturará el cinturón “verde y oro” al escritorio del nuevo aspirante a dictador del CMB, o bien, lo enviará al bote de la basura. Repito, el asunto de la renuncia es totalmente comercial. Es falso que el Canelo renunció por miedo. Lo que pone en evidencia que los títulos del CMB ya no tienen la menor importancia para las grandes empresas de boxeo.

delacruzraul@hotmail.com