Contragolpe

Quién pierde más: ¿"Canelo" o Televisa?

Desde que Saúl Álvarez dio a conocer su rompimiento con Televisa, son reiteradas las consultas para su servidor. He leído y escuchado con interés las declaraciones de los improvisados que manejan su carrera. Conozco el caso porque tengo una copia del contrato que suscribió el boxeador con la empresa. La primera vez que lo leí, me pareció un convenio leonino que sólo favorecía a la TV. Se trataba de una explotación brutal. Las condiciones eran desfavorables para el boxeador, sobre todo, en el aspecto económico. Lo favorable era la promoción que iba a recibir. De hecho así lo presumió con sus allegados, estaba contento porque “iba a ser muy famoso”. Su presentación con la televisora fue en enero del 2009 y de ahí para adelante lo trajeron por todos los programas habidos, desde espectáculos hasta noticieros. Le dieron una promoción sin precedentes al estilo que nos tiene acostumbrados Televisa. Lo inflaron y convirtieron en un globo monumental que desde el punto de vista deportivo le restó credibilidad. Lo convirtieron en un producto mercadológico. Saúl no puede quejarse, le dieron fama y dinero, agregaría protección. La televisora se hizo de la vista gorda con los viejos y bultos que lo enfrentaron, hay una corresponsabilidad con los promotores que usufructúan su contrato y su “fabuloso equipo” de trabajo. Tengo la fortuna de dirigir una revista digital que se llama www. koboxeomundial.com  donde comparto opinión con gente como Eduardo Lamazón, Dr. Morales, Daisuke Sindo, Carlos Irusta, Manuel Aguilar, Graham Houston. Auténticos expertos de reconocida trayectoria. En alguna ocasión, gente de Televisa me contactó para establecer un convenio de colaboración. Acudí a la cita y platiqué con los responsables de eventos especiales. Estuvimos de acuerdo. Ellos iban a linkear la revista en sus plataformas y nosotros les proporcionaríamos algunas planas. Sin embargo, cuando Francisco Villa leyó los contenidos y la postura editorial Koboxeomundial.com, se asustó, y dijo que no había convenio porque, según su criterio periodístico, estábamos atacando a su principal figura Saúl Canelo Álvarez. Me dio pena su pobreza periodística. Nosotros continuamos editando la revista y hoy por hoy es una de las publicaciones de mayor referencia en el ámbito boxístico. Entonces, de que lo protegieron, lo protegieron. Tengo conocimiento de las causas que orillaron al peleador. Respetables. Siento, pasa más por la soberbia que por lo racional. Pero así como Televisa le dio todo, todo le puede quitar, y quiérase o no, es una de las empresas más importantes de televisión en el mundo. Al tiempo.