Contragolpe

El mundo al revés en el futbol mexicano

En el balompié nacional todo puedes suceder. Es el mundo al revés. Los mejores espacios son cubiertos por lenguas largas, arribistas y fracasados. Me dice un americanista, "no lo entiendo, se necesita ser demasiado idiota para contratar a La Volpe". No me extraña, respondo. Entiendo que tiene bastantes convencidos por su abundante verborrea pero los números no mienten. En juegos de Liga y Liguilla tiene 724 dirigidos, con 271 ganados, 206 empatados y 247 perdidos para un mediocre 49.9 por ciento de efectividad. En partidos oficiales con equipos del futbol mexicano cuenta con 808 manejados, 302 ganados, 228 empates y 278 derrotas para un miserable 45.8 por ciento de efectividad. La pregunta es: ¿con esos paupérrimos números lo podemos considerar un técnico ganador? De títulos conseguidos, es una vergüenza. Sólo medio campeonato en toda su carrera. Sólo ha podido ganar un "campeonato" de Liga, el que obtuvo con el Atlante en la temporada 1992-1993, lo cual, actualmente, equivale a casi 20 años sin volver a levantar un trofeo de campeón. Y ese campeonato lo compartió con Rafael Puente porque se trataba de una dupla. Los antecedentes nos indican que a este sujeto, no le quedan los equipos grandes. Ya fracasó con el mismo América, las Chivas y Boca Juniors, etc. Dice que ya cambió. ¡Mentira! Sigue siendo el grosero y barbaján de siempre. Al tiempo. Y todavía hubo quién quiso traerlo a Leones Negros. ¡Por favor!

¡Mil veces arriba el Atlas!

Fuera de broma que triste papel de los rojinegros. Cuál será la fórmula para ubicarlos en el sitio que merece su afición. Me resisto a creer que es más grande y más simbólica la filiación rojinegra que la basura de equipo. Antes eran las penurias económicas y ahora qué? ¿Falta de capacidad de sus directivos? ¿O contrataron al director técnico equivocado? Siento, la responsabilidad es compartida, además habría que agregar que los mentados "refuerzos" no han respondido lo que se esperaba de ellos. Me resisto a creer, se trata de un equipo con filosofía de perdedores como históricamente se les conoce. Lástima. Y sí, este equipo no merece a su afición.

¿El mejor?

A veces me extraña que me pidan opinión sobre la pelea del Globito de la TV vs Liam Smith si la publiqué el mismo día de la contienda. De los acontecimientos posteriores poco se puede mencionar salvo que el mismo Canelo se engaña al decir "soy el mejor". Repito, el pobre muchacho está enajenado por las mentiras de Oscar de la Hoya y los improvisados que lo acompañan en la esquina.

delacruzraul@hotmail.com